MOSAICO, 31-VII-014

DSCN3115 RetamaDSCN3029Martínez Campos, 31-VII-014

GUIA

 

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 31 de Julio.- ESTE DÍA, AMANECIÓ brumoso, fresco y de agradable mañanita. Los prados cercanos al arroyo Cinco de Oros, por este rumbo de donde vivo, sí, donde vivimos, están en toda su frescura, cubiertos de yerba tupida, variada, que la mente no es capaz de clasificarla por sus nombres convencionales, ni mucho menos científicos. Por aquí no se nota mucho el avance en la extinción de las especies, como se dice sucede lentamente, en el planeta. Cierto que en junio llovió poco, pero más que el año pasado. Y las aguas moderadas pero asiduas, han ocasionado que la yerba crezca de lo  lindo, en contraste con la pequeñez de otros años y, en contraste, también con el abundante espigueo de algunas plantitas, que se mecen de lo lindo durante las tardes, azuzadas por los suaves vientos y parece que danzan alabando a Quien allí las puso. NO, NO ES todo bucólico, ni aquí ni en ninguna parte, no todo es tranquilidad ni plenitud, ni aquí, ni en ninguna parte; pero hay todavía lugares, sitios, donde la relativa tranquilidad es posible, no todo es tragedia. Se ha dicho que Michoacán es un Estado fallido. Tal vez no lo sea del todo. Y tal vez sólo sean gobiernos fallidos, que olvidaron el tan decantado bien común, o no pudieron practicarlo. Polvos autoritarios de aquellos lodos, abonados por las injusticias seculares y por el olvido de los más débiles en aras de las burocracias partidarias que se dejaron corromper por los poderes fácticos, y no solamente los del crimen. Se quieren remediar las cosas retirando las manzanas podridas del gran canasto de nuestra geografía, lo que parece razonable. ¿Pero por qué no hacemos la conversión, la vuelta radical a lo bueno que teníamos?. Los cacicazgos ensartados en la maraña de la manipulación política no lograron acabar con lo más noble de nuestras comunidades, sus tradiciones, su arte popular, su amor por las fiestas y, sobre todo, sus anhelos de justicia. El no hacer ésta, la justicia, en aras del poder establecido,  partidario, o no, económico, o  político, diezmó nuestras comunidades que forzadas por la necesidad emigraron a la gran ciudad o al gran país. Y de paso nos debilitó no sólo para defender derechos, sino para reconstruir lo que otros destruyeron. Y esto es fácilmente detectable en nuestras comunidades. Los residuos de viejos autoritarismos nos cegaron para ver el México nuevo que se avecina. MÉXICO HACE SUS reformas. Tal vez fue imposible lograrlas en el reciente pasado. Tanta la abundancia de información en torno de las mismas, que a los ciudadanos comunes nos es difícil asimilarlas. El interés en ellas se centra en si son buenas, o malas. Sería una ganancia que fuesen funcionales. Después irían afinándose con el instrumento de la democracia formal, la que tenemos, aún con su partidocracia, que logró crecer estos días. Y lenta, pero de manera inexorable, llegaríamos un día a la democracia participativa y tal vez sólo mediante ella se lograría acabar con el hambre de millones, uno de los azotes de nuestros tiempos. LOS NUBARRONES PLANETARIOS, cierto que no facilitan la paz, la tranquilidad, la Esperanza, la confianza en nosotros los seres humanos. Sea el baño de sangre en aquella para nosotros lejana zona del Medio Oriente, entre Israel y Hamas, en Siria, en Irak, y en Croacia. Se minimizó a las Naciones Unidas, se les hizo a un lado, fueron copadas por los poderosos, y ahora se ve, el organismo y máximo foro mundial, dificultado para lograr la paz, su originaria vocación. BAN KE-MOON, EL secretario general, clama por la paz, en nombre de la humanidad. La lucha es feroz y aumentan a diario las víctimas. Un atolladero histórico del que nadie logra salir. Aún con las prédicas de las más altas autoridades morales, como el Papa. Y sí, la información es abundante y las agencias nos dicen que el secretario general de la ONU exi­gió que “en nom­bre de la Hu­ma­ni­dad”  ce­se la vio­len­cia en Ga­za. Ade­más acu­só a los lí­de­res de Is­rael y de Ha­mas de es­tar “mo­ral­men­te equi­vo­ca­dos”, por per­mi­tir las muer­tes de ino­cen­tes. Y el Consejo de Seguridad exhortó a un cese al fuego,”un ce­se de fue­go hu­ma­ni­ta­rio in­me­dia­to e in­con­di­cio­nal” en la gue­rra de Ga­za en­tre Is­rael y Ha­mas. Treguas van, treguas vienen, y no se logra parar la tragedia. Caso complejo si los hay. ESTÁ NACIENDO UN mundo nuevo, nos dicen. Sí, pero a qué precio. Cierto, si no nos destruimos, nos espera un futuro luminoso. Hay signos y éstos se ven  por todas partes, pero sólo si aprendemos a ver a través de los nubarrones. (www.losnuevostiempos.wordpress.com ).

 

Anuncios

MOSAICO, 24-VII-014

(La Piedad.Presita Cinco de Oros, en cascada)

Martínez Campos, 24-VII-014

 

GUIA

 

 

 

                                                        MOSAICO

 

                                               Silviano Martínez Campos

 

         LA PIEDAD, 24 de Julio.- QUIÉN QUE HAYA pasado por el sistema escolar, en cualquiera de sus modalidades, sean privadas o públicas, en la modesta escala infantil de primeros años, o luego en la profesional, no haya sentido una liberación anticipada durante las fiestas-despedidas de fin de año, o de ciclo, la víspera de vacaciones, digo. Pero también nostalgias anticipadas fomentadas por el canto de las clásicas “Golondrinas” y cuando algún maestro introduce en el mundo de los imponderables y le dice al grupo: nunca jamás volveremos a estar juntos, todos, como en este momento. Jamás de los jamases, pues, lo que no percibe uno claramente sino años después, cuando las nostalgias, los recuerdos de aquellos años escolares, por lo común felices, nos hacen ver, aquí sí con toda claridad y no se necesita ser filósofo, que la vida es efímera y su corriente de aconteceres, la fluidez del vivir, pues, es incontenible. Que no existe el pasado. Claro que existe, en los recuerdos, en las nostalgias. Nos determina. Pero no sólo a las personas, y no descubro el hilo negro, sino a comunidades, a sociedades. BENDITAS VACACIONES, PUES, para los chamacos y para los trabajadores. El tiempo de deshacerse de horarios, esquemas no por necesarios menos agobiantes, de “compañías” a veces indeseables (caso de los agresivos y de las antipatías que se generan a veces en toda relación social), pero también de reafirmarse como  persona y olvidar por un breve tiempo, que no es máquina en la fábrica, ni recurso humano en el sistema laboral, ni carne de cañón utilizable, en la maraña burocrática, ni plastilina donde todos meten mano, en el sistema educativo. UN CASO QUE da pena, es el de los pensionados o jubilados, quienes por su ubicación en el sistema laboral, cuando retirados no pueden hacer lo mismo. Dejar la máquina fabril o la máquina de escritorio, en cierta manera es un desarraigo. Cuando se sale de ese esquema, en casos tal vez no sepa uno cómo aprovechar su tiempo. Sí, los viejos somos desechables o si no, pregúntenle a Mamá Rosa. Ahora,  para justificar la intervención en su Gran Familia, se alega una cierta incapacidad senil para dirigirla. Y tampoco entiendo por qué, si era una institución privada, la autoridad procedió con tanta energía para desmantelarla. Desde luego si había ilícitos (no desórdenes de funcionamiento, como basura y desperdicios que no le importan a los de afuera) pues ni hablar, es competencia de la autoridad, nadie lo niega. Me pregunto cuál será el destino de todos los “desarraigados” de su familia. Asunto complejo, digno de estudios interdisciplinarios de nuestros académicos. Asunto complejo digno de atención de la sociedad y de sus autoridades. De pronto, se abrió un debate que ni por asomo será complaciente con nadie que tenga responsabilidades en este tipo de cuestiones. AQUÍ, EN LA Piedad, las vacaciones para los escolares y para los pobladores, podrán muy bien aprovecharse. El ocio creador, pues. En la biblioteca municipal “Salvador González Parra”, los escolares podrán ocupar su descanso en actividades educativas, complementarias de su aprendizaje. Hasta la primera semana de agosto, los pequeños que participen dentro del programa “Mis vacaciones en la biblioteca pública”, podrán adentrarse en el mundo de la lectura, afición que si asimilan como es de esperarse, les servirá para toda la vida. “Con el objetivo de ofrecer una alternativa atractiva para acercar el gusto por la lectura y que sea de ayuda para saber escribir y crear, esto a partir de las diferentes actividades y tipos de lectura que se ofrecerán es que se han desarrollado dichos talleres”, dice la autoridad. También se estarán ofreciendo otras alternativas tales como curso-taller en computación, redacción, papiroflexia, iniciación al arte entre otros que pueden ser del interés de los pequeños, explican. ESTOS DIAS SE efectúa también, aquí, un festival denominado Unidos en el Arte. El Jardín de la Purísima, con ese nombre conocido entre la población, junto con el más antiguo templo de la ciudad y el conjunto arquitectónico que antes fuera hospital civil, se ha convertido en espacio para expresiones públicas de la creatividad y de la expresión de las bellas artes de esta población. En dicho jardín se han “sembrado” estatuas de personajes destacados de La Piedad, en las áreas del arte y el servicio a la comunidad. En su escuela de artes, en el espacio del antiguo hospital, se cultiva la música, la pintura y expresiones literarias con sentido pedagógico para la población. Estos días se lleva a cabo lo que se llama Festival Unidos en el Arte 2014. Exposiciones de pintura, representaciones teatrales, recitales de música, serán ofertas culturales para el público piedadense. Una exposición de los artistas plásticos Luis Garibaldi, Arnulfo y Francisco Zalazar, así como el concierto de la agrupación “Los Vega Son Jarocho”; presentación del jazzista Juan Alzate, son entre otros los artistas presentados. (www.miregionmichoacana.wordpress.com)

 

MOSAICO, 12-VI-014

????????????????????????

(La Piedad. Lupita y Silviano)

 

Martínez Campos, 12/VI/014
GUIA

MOSAICO
Silviano Martínez Campos
LA PIEDAD, 12 de Mayo.- CUANDO EN AQUELLOS tiempos, hará más de medio siglo, joven y “aventado” y además en tiempos de búsqueda “de mí mismo”, como se dice, mi paso temporal por el valle de Mexicali, no fue precisamente muy gratificante. Porque no creo lo sea el aprender a pizcar algodón en medio del calorón, tomar agua salada y dormir dentro del saco de pizcar bajo techo de cabaña de maderos y suelo de tierra, atosigado por los moscos. Y además, sacar apenas para comer, por la impericia en el pizcar. Bastaron unas semanas para percatarme que la vida del campesino y del jornalero no es como la pintan en las películas. La benevolencia de Adrián Campos y José Arroyo, mis paisanos, me habría de facilitar las cosas luego para trabajar como obrero en una aceitera, por algunas temporadas. Cuando la pizca, no traía termómetro a la mano, pero creo ahora que el calorón estaba cercano a los 40 grados. Ahora tampoco traigo termómetro a la mano, pero desde La Piedad y en la tele, me informo que la temperatura en Mexicali llegó ayer a los 42 grados. Y en Hermosillo, Sonora, a 43, y en Chihuahua, la onda de calor es fuerte y ya cobró una víctima humana. DE TODAS MANERAS, por donde quiera le agarre uno, es muy complicado eso del clima, y más en estos tiempos. Porque no es lo mismo una temporada calurosa, tan

normal en algunas latitudes, incluyo las norteñas nuestras, que una onda de calor como aquella del 2003, en Europa, que causó estragos y muertes, unas 30 mil, según se decía, y particularmente fue muy severa en Francia, cebándose sobre todo en los viejos, lo que fue muy criticado en el momento en cuanto a una respuesta inmediata a la contingencia. NO CABE DUDA que los jóvenes y los viejos, están ahora de moda. Unos protestando en todas partes, más bien con razón que sin ella, y otros tratando de enderezar al mundo, más bien con razón que sin ella. En cuanto a los jóvenes y en el terreno deportivo futbolístico, este mes harán de las suyas en los estadios brasileños y al final nos darán un nuevo campeón que ojalá sea México, o de perdida Brasil. Las canchas y el espectáculo, pues, será de los jóvenes. De los viejos zorros del negocio, serán las ganancias que en estos terrenos se cuentan por millones, y en dólares. DE LOS NO tan jóvenes pero no tan viejos, es la acción para el arreglo del mundo. Y de los viejos, y aquí el término adecuado es los ancianos, es la conducción del mundo. Desde la comunidad tradicional, donde aún es respetado y aceptado su consejo, hasta la comunidad mundial, donde aún es aceptado su ejemplo. Claro, de los muy jovencitos, muchachas y muchachos, es la calle. Lo vemos estos días en Brasil y se ve ya en todas partes. Bien que nos echen en cara, a los de las generaciones pasadas, las de sus padres, las de sus abuelos, lo “mal” que les dejamos el mundo. Y que derriben todas las barreras mentales que les cierran a ellos, los jóvenes, el gusto por la vida, que no es, como creen, el sólo echar relajo, como se decía antes, sino el construir o reconstruir festejando. Porque no se trata del derrumbe de la magnífica civilización que construyeron los mayores, ella se está derrumbando sola, sino de la conservación de lo bueno, positivo, funcional que les fue legado por la ciencia-técnica en los aparatitos que usan. Tampoco del derrumbe de los sueños del decantado mundo mejor, sino instrumentarlos para que en los tiempos difíciles que tal vez vengan, campee la solidaridad humana y los viejos, que abundarán entonces, sean aceptados como testimonio de que, a pesar de todo, la invención de la vida, por Quien la diseñó, valió la pena. LOS ANCIANOS, LOS mayores con investidura, nos dan el ejemplo. Ese magnífico, ejemplar acto en los jardines vaticanos, donde el Papa Francisco, los presidentes Shimon Peres y Mahmoud Abbas, de Israel y de Palestina, respectivamente, y el patriarca ecuménico, ortodoxo, Bartolomé, nos hicieron ver que la paz, vivida y no sólo predicada, es posible. Y no sólo en el Medio Oriente, sino en toda la Tierra. La paz planetaria, me atrevo a decir, condición sin la cual no podremos afrontar los graves, previsibles problemas que nos llegarán si antes no desactivamos las fuerzas mortíferas que amenazan nuestra civilización. Y esto no es invento ni dramatización catastrofista. Nos los dicen científicos tan enterados como James Lovelock, o los que integran el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, de la ONU. SE ANUNCIA LA posible visita, el año que viene, del Papa Francisco, a México. Viendo un poco el video sobre su última audiencia en la Plaza de San Pedro, ve uno cuánto es amado el dirigente de los católicos. Cuando venga aquí, tierra donde amamos a los Papas, a ver si aprendemos que lo más importante será seguir su ejemplo ecuménico y evangélico, desde cualquier rincón parroquial de nuestra geografía. ESPERO TERMINAR EL Mosaico a tiempo, para ver el comienzo del “mundial”. Le voy a Croacia, aunque creo va a ganar Brasil. (www.losnuevostiempos.wordpress.com ) .

 

 

 

Hablamos con Dios y con los hombres. “No hay cristianos mudos en la Iglesia” : Papa Francisco

( Tomado de Religión Digital.  http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2014/06/08/religion-iglesia-pentecostes-espiritu-santo-hablar-dios-hombres-cristianos-mudos-francisco-vaticano.shtml )

“Podemos ser instrumentos de Dios que ama, que sirve, que da la vida”

Francisco: “El Espíritu Santo nos hace hablar con Dios y con los hombres. No hay cristianos mudos en la Iglesia”

“Pentecostés fue el bautismo de la Iglesia, que nació en salida, para anunciar a todos la Buena Noticia”

Jesús Bastante, 08 de junio de 2014 a las 10:09

El Espíritu nos hace hablar con los hombres en el diálogo fraterno. Nos ayuda a hablar con los demás reconociendo en ellos a los hermanos y hermanas; a hablar con amistad, con ternura

(Jesús Bastante).- Misa de Pentecostés en San Pedro. Bajo la atenta mirada de la vidriera de Bernini, sobre el trono de Pedro, Francisco presidió una multitudinaria celebración en el interior de la Basílica, en la que destacó cómo “el Espíritu Santo nos enseña el camino; nos recuerda y nos explica las palabras de Jesús; nos hace orar y decir Padre a Dios, nos hace hablar a los hombres en el diálogo fraterno y en la profecía”.

Una ceremonia sobria y solemne, como merece el mayor templo de la Cristiandad, con la tradicional procesión desde la capilla junto a la Pietá de Miguel Ángel hasta el centro del presbiterio.

Aquí empieza todo. Tras la recepción del Espíritu Santo, comienza la predicación del Evangelio por todo el mundo. Terminan los 50 días pascuales, y arranca el tiempo litúrgico. Totalmente de rojo, los celebrantes celebran el fuego que descendió sobre los Apóstoles.

Una ceremonia solemne, en la que Francisco roció con el hisopo a todos los fieles, y donde la belleza de la liturgia se mostró en todo su esplendor, como en las grandes ocasiones, con una impresionante interpretación del coro vaticano. “El Espíritu Santo nos hace hablar con Dios y con los hombres. No hay cristianos mudos en la Iglesia“, afirmó el Pontífice.

 

Estas fueron algunas de las palabras del Papa

Todos fueron colmados del Espíritu santo

 

Jesús dijo a los apóstoles en la Última Cena, que después de su partida, les enviaría al Espíritu Santo. Esta promesa se realiza en Pentecostés.

 

Es un hecho que se renueva todavía. Cristo glorificado a la derecha del Padre sigue cumpliendo esta promesa.

 

El Espíritu Santo nos enseña. Es el maestro interior. Nos guía por el justo camino a través de las diferentes momentos de la vida. ES la vía, el camino. Y Jesús mismo es el camino. El Espíritu Santo nos enseña a seguirlo, a caminar sobre sus huellas.

 

El Espíritu es un maestro de vida.

 

El Espíritu Santo nos recuerda todo aquello que Jesús ha dicho: es la memoria viviente de la Iglesia

 

Nos hace recordar y comprender las palabras del Señor

 

Este recordar en el Espíritu gracias al Espíritu es un aspecto esencial a la presencia de Cristo en nosotros y en su Iglesia

 

Nos recuerda todo lo que Cristo ha dicho, nos hace entrar en el sentido de sus palabras.

 

El camino de la memoria viva de la Iglesia. Y esto pide de nosotros una respuesta. Cuanto más generosa es la respuesta, más las palabras de Jesús se convierten en vida, actitudes, gestos, testimonio… entre nosotros.

 

El Espíritu nos recuerda el mandamiento del amor y nos llama a vivirlo

 

Un cristiano sin memoria no es un verdadero cristiano, es un hombre o una mujer prisioneros del momento a medio camino, que no sabe leer su historia, y vivirla, como historia de Salvación

 

Con la ayuda del Espíritu Santo podemos interpretar la vida iluminada en los ojos de Jesús, y así crece en nosotros la sabiduría del corazón.

 

El Espíritu santo nos acompaña y nos hace hablar, con Dios y con los hombres. No hay cristianos mudos, no hay lugar para esto.

 

Nos hace hablar en la oración, un don que recibimos gratuitamente. Nos permite llamar a Dios como Padre, papá, Abba… Es una realidad, somos realmente hijos de Dios.

 

Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.

 

Ninguno de nosotros puede decir que Jesús es el Señor sin el Espíritu Santo.

 

Nos ayuda a hablar con los demás, reconociendo en ellos a hermanos, a hablar con ellos con mansedumbre, comprendiendo sus alegrías, tristezas y esperanzas.

 

Hay algo más: el Espíritu Santo nos hace hablar a los hombres en la profecía. La profecía está hecha con franqueza para mostrar las contradicciones e injusticias, pero siempre con intención de construir.

 

Podemos ser instrumentos de Dios que ama, que sirve, que da la vida.

 

    El Espíritu Santo nos enseña el camino, nos recuerda las palabras del camino, nos hace rezar, nos hace hablar con los hombres en diálogo fraterno, y nos hace hablar en profecía.

 

En Pentecostés, éste fue el bautismo de la Iglesia, que nació en salida, en partida, para anunciar a todos la Buena Noticia. La Madre Iglesia parte p ara servir. Recordemos la otra madre, nuestra Madre, la madre Iglesia y la madre María. Las dos vírgenes, las dos madres, las dos mujeres.

 

Jesús había sido perentorios con los apóstoles: no debían alejarse de Jerusalén antes de haber recibido la fuerza del Espíritu Santo. Sin él no hay misión, no hay evangelización.

 

Con nuestra madre Iglesia católica invoquemos: ven Santo Espíritu.

Texto completo de la homilía en italiano del Santo Padre Francisco

«Todos quedaron llenos del Espíritu Santo» (Hech 2,4).

Hablando a los Apóstoles en la Última Cena, Jesús les dijo que, luego de su partida de este mundo, les enviaría el don del Padre, o sea el Espíritu Santo (cfr Jn 15,26). Esta promesa se realiza con potencia en el día de Pentecostés, cuando el Espíritu Santo desciende sobre los discípulos reunidos en el Cenáculo. Aquella efusión, si bien extraordinaria, no permaneció única y limitada a aquel momento, sino que es un evento que se ha renovado y se renueva todavía. Cristo glorificado a la derecha del Padre continúa realizando su promesa, enviando sobre la Iglesia el Espíritu vivificante, que nos enseña, nos recuerda, nos hace hablar.

El Espíritu Santo nos enseña: es el Maestro interior. Nos guía por el camino justo, a través de las situaciones de la vida. Él nos enseña el camino. En los primeros tiempos de la Iglesia, el Cristianismo era llamado “el Camino” (cfr Hech 9,2), y el mismo Jesús es el Camino. El Espíritu Santo nos enseña a seguirlo, a caminar sobre sus huellas. Más que un maestro de doctrina, el Espíritu es un maestro de vida. Y ciertamente de la vida forma parte también el saber, el conocer, pero dentro del horizonte más amplio y armónico de la existencia cristiana.

El Espíritu Santo nos recuerda, nos recuerda todo aquello que Jesús ha dicho. Es la memoria viviente de la Iglesia. Y mientras nos hace recordar, nos hace entender las palabras del Señor.
Éste recordar en el Espíritu y gracias al Espíritu no se reduce a un hecho mnemónico, es un aspecto esencial de la presencia de Cristo en nosotros y en la Iglesia. El Espíritu de verdad y de caridad nos recuerda todo aquello que Cristo ha dicho, nos hace entrar cada vez más plenamente en el sentido de sus palabras. Esto requiere de nosotros una respuesta: cuanto más generosa sea nuestra respuesta, más las palabras de Jesús se vuelven vida, actitudes, elecciones, gestos, testimonio, en nosotros. En esencia, el Espíritu nos recuerda el mandamiento del amor, y nos llama a vivirlo.

Un cristiano sin memoria no es un verdadero cristiano: es un hombre o una mujer prisionero del momento, que no sabe atesorar su historia, no sabe leerla y vivirla como historia de salvación. En cambio, con la ayuda del Espíritu Santo, podemos interpretar las inspiraciones interiores y los acontecimientos de la vida a la luz de las palabras de Jesús. Y así crece en nosotros la sabiduría de la memoria, la sabiduría del corazón, que es un don del Espíritu. ¡Que el Espíritu Santo reviva en todos nosotros la memoria cristiana!

El Espíritu Santo nos enseña, nos recuerda, y -otro aspecto- nos hace hablar, con Dios y con los hombres. Nos hace hablar con Dios en la oración. La oración es un don que recibimos gratuitamente; es diálogo con Él en el Espíritu Santo, que ora en nosotros y nos permite dirigirnos a Dios llamándolo Padre, Papá, Abba (cfr Rm 8,15; Gal 4,4); y ésta no es solamente una “forma de decir”, sino que es la realidad, nosotros somos realmente hijos de Dios. «Todos los que son conducidos por el Espíritu de Dios son hijos de Dios» (Rm 8,14).

Y el Espíritu nos hace hablar con los hombres en el diálogo fraterno. Nos ayuda a hablar con los demás reconociendo en ellos a los hermanos y hermanas; a hablar con amistad, con ternura, comprendiendo las angustias y las esperanzas, las tristezas y las alegrías de los demás.

Pero el Espíritu Santo nos hace también hablar a los hombres en la profecía, o sea haciéndonos “canales” humildes y dóciles de la Palabra de Dios. La profecía está hecha con franqueza, para mostrar abiertamente las contradicciones y las injusticias, pero siempre con docilidad e intención constructiva. Penetrados por el Espíritu de amor, podemos ser signos e instrumentos de Dios que ama, que sirve, que dona la vida.

Resumiendo: el Espíritu Santo nos enseña el camino; nos recuerda y nos explica las palabras de Jesús; nos hace orar y decir Padre a Dios, nos hace hablar a los hombres en el diálogo fraterno y en la profecía.

El día de Pentecostés, cuando los discípulos «quedaron llenos de Espíritu Santo», fue el bautismo de la Iglesia, que nació “en salida”, en “partida” para anunciar a todos la Buena Noticia. Jesús fue perentorio con los Apóstoles: no debían alejarse de Jerusalén antes de haber recibido desde lo alto la fuerza del Espíritu Santo (cfr Hech 1,4.8). Sin Él no existe la misión, no hay evangelización. Por esto con toda la Iglesia invocamos: ¡Ven, Santo Espíritu!

 

MOSAICO, 29-V-014

(La Piedad. Miry)

(La Piedad, Plazuela Cavadas)

(La Piedad. Escalinata)

 

Martínez Campos, 29/V/014
GUIA

MOSAICO
Silviano Martínez Campos
LA PIEDAD, 29 de Mayo.- PUES NO, “AMANDA”, el huracán, no llegó aquí con la fuerza nubosa que se temía, y al debilitarse y terminar en sólo tormenta, regó su lluvia benefactora por otras regiones. Las lloviznas ya propias de la temporada, son beneficiosas y es de esperarse que no hayan afectado ya, aquí, las cosechas aún no levantadas. Eso de los huracanes tiene su qué ver y algún funcionario de administración anterior los calificó de bendición, y no es para menos, sobre todo si bendicen con su riego las regiones nuestras, norteñas, “castigadas” por las sequías. Aun cuando en muchos casos a la forzada, ante los embates de los temporales ya estamos aprendiendo a ser previsores. Cierto que los cantos a la hermana agua siempre son vigentes, pero sus enojos en forma de inundaciones también están al día, en nuestro Sureste y en otras regiones terráqueas, según nos dice la tele. DE TODAS MANERAS, los otros huracanes, no por metafóricos menos reales, nos castigan con todo su rigor y la violencia social en todas sus manifestaciones, tal parece llegó para quedarse en este convulsionado México. Y eso en forma de secuestros, extorsiones, vendettas entre bandas, explosiones de rencor o desquite a golpes (algunos reales y otros metafóricos) contra toda clase de autoridad. Y no es consuelo que, en otras regiones terráqueas, estén peor. POR LO DEMÁS, estamos aprendiendo por la tele, la Internet y redes asociadas, que lo sucedido en un rincón terráqueo, repercute pues en todos y, a la inversa, los grandes aconteceres tienen sus réplicas en las remotas regiones, donde quiera que haya seres humanos, o sus compañeros yerbas y bichos. Y no sólo en negativo con mensaje de tragedia, sino lo positivo, con mensaje de Esperanza. EN ESTOS NIVELES, y en interés de todo lo que se mueve en la Tierra, tal vez dé igual comenzar a construir o reconstruir la casa, desde lo pequeño, los cimientos, o desde lo grande, el techo. Desde la organización social fincada en la justicia, o de la promoción de valores dando pautas para poder convivir en la nueva era que aun cuando incipiente, ya nos envuelve. ALECCIONADORES, Y OJALÁ lleguen hasta los últimos rincones parroquiales, los gestos y acciones de líderes de las religiones monoteístas, en sus encuentros con motivo de la visita del Papa Francisco, a tierras de Jordania, Israel y Palestina. A Tierra Santa, pues, para los creyentes. Indudablemente, también, los abiertos, civilizados encuentros con las autoridades civiles de los respectivos territorios. MENSAJES ENVUELTOS EN los valores proclamados y aceptados, siempre vigentes, de la Justicia y la Paz concretas, vividas…” Reconocemos que el hambre, la pobreza, el analfabetismo, la injusta distribución de los recursos son un desafío constante. Es nuestro deber intentar construir juntos una sociedad justa y humana en la que nadie se sienta excluido o marginado”, expresaron en su declaración conjunta Francisco y el patriarca ecuménico Bartolomé. Y con visión universal, planetaria, situada en el trágico momento ambiental que vivimos: “6.- Estamos profundamente convencidos de que el futuro de la familia humana depende también de cómo salvaguardemos –con prudencia y compasión, a la vez que con justicia y rectitud– el don de la creación, que nuestro Creador nos ha confiado. Por eso, constatamos con dolor el ilícito maltrato de nuestro planeta, que constituye un pecado a los ojos de Dios. Reafirmamos nuestra responsabilidad y obligación de cultivar un espíritu de humildad y moderación de modo que todos puedan sentir la necesidad de respetar y preservar la creación. Juntos, nos comprometemos a crear una mayor conciencia del cuidado de la creación; hacemos un llamamiento a todos los hombres de buena voluntad a buscar formas de vida con menos derroche y más austeras, que no sean tanto expresión de codicia cuanto de generosidad para la protección del mundo creado por Dios y el bien de su pueblo”. SÍ, FENECIERON LAS utopías totalizadoras diseñadas para su tiempo. Pero no fenecieron muchos de sus promotores amantes del ser humano, luchadores sociales, políticos que en medio de la contradicción optaban por la vida y por la comunidad, pensadores que nos regalaron grandiosos sueños que no se perdieron en la bruma de los conflictos, santos clérigos o laicos que se donaron para que otros vivieran: Gandhis, Mandelas, Teresas de Calcuta, Martin Luther Kings, Ches Guevara, indígenas enamorados de su terruño y ahora maestros para el hombre industrializado, empresarios que no idolizaron al dio$ de este mundo sino lo instrumentaron como servicio al desvalido, altruistas que renunciaron a idolizar su clase y pusieron su valer y su valor al servicio de las mejores causas, artistas que con su obra azas artesanal o con su obra maestra, recrearon al mundo. De ellos y de los héroes de la virtud (del bien vivir) nos valemos ahora para regenerar nuestro Planetita extraviado. (www.losnuevostiempos.wordpress.com )

 

Silviano en El Taller

(Silviano en El Taller de la Enciclopedia Libre Universal en Español)

Usuario:Silviano Martínez Campos

Saltar a: navegación, buscar

FANT.1- ENTREVISTA CON PAPA DIOSITO

FANT.2- ENTREVISTA CON EL DIABLO

FANT.3- ENCUENTROS CERCANOS

FANT.4- EL ANGEL DE LA GUARDA

FANT.5- LA INVASION

FANT.6- LA MUSA

FANT.7- EL DON DE LA TINTA

FANT.8- LOS DUENDES NO EXISTEN

FANT.9- CARTA ABIERTA

FANT.10- REGALO DE NAVIDAD

FANT.11- EL ENREDO

FANT.12- FENOMENO DEL NIÑO

FANT.13- A2K O EL ERROR DEL MILENIO

FANT.14- LA BARRERA

FANT.15- EL VUELO DE LA ORUGA

FANT.16- LA ORUGA ENDIOSADA

MI CAMINAR

HISTORIA DEL PUEBLO OLVIDADO

AQUELLA NOCHE NEGRA DE TLATELOLCO

FANT.17.- DIALOGO DE ULTRATUMBA

FANT.18.- CAMINOS DE LECHE Y MIEL

FANT.19.- DE APAGONES, CORRETIZAS Y BUSQUEDA

FANT.20.- EL CAMBIO CLIMATICO

FANT.21.- EL VIVIENTE

FANT.22.- EL ASUNTO MAS PELIAGUDO

FANT.23.- LA PRESENCIA

FANT.24.- LOS PALOS DE CIEGO

FANT.25.- LOS PROPIOS LIMITES

FANT.26.- MALENTENDIDOS, IMPORTAMADRISMOS Y OTRAS COSAS IGUALMENTE IMPORTANTES

FANT.27.- PADRES DE MAS DE CUATRO

FANT.28.- HABLANDO SE ENTIENDE LA GENTE (Y A VECES SIN HABLAR)

FANT.29.- TODO ES SORPRESA BAJO EL SOL Y MAS ALLA

FANT.30.- TROPEZAR 2 VECES EN LA MISMA PIEDRA

FANT.31.- AZUL Y BLANCA, COMO INMACULADA, MORENA CUAL GUADALUPANA

FANT.32.- CALMA Y NOS AMANECEMOS

CICLO EL VIVIENTE 1.- EL APOCALIPSIS DE WACO

CICLO EL VIVIENTE 2.- LOS PROFETAS DEL DESASTRE

CICLO EL VIVIENTE 3.- DESDE LO GRANDE… Y DESDE LO PEQUEÑO

CICLO EL VIVIENTE 4.- MUCHAS CELEBRACIONES Y UNA MISMA FIESTA

CICLO EL VIVIENTE 5.- ALGO DESENTONA, PERO NO TODO DESAFINA

CICLO EL VIVIENTE 6.- NUEVO COMIENZO

CICLO EL VIVIENTE 7.- EL TESTIGO FIEL

CICLO EL VIVIENTE 8.- NO ES LO MISMO SOÑAR DORMIDOS QUE DESPIERTOS

CICLO EL VIVIENTE 9.- ENTRE SORDOS

CICLO EL VIVIENTE 10.- LA CLAVE DEL UNIVERSO

CICLO EL VIVIENTE 11.- QUIEN A BUEN ARBOL SE ARRIMA…

CICLO EL VIVIENTE 12.- LA TORRE DE BABEL

FANT. 34.- EL ARRAIGO EN LA TIERRITA

FANT. 33.- MAS SOBRE NIÑITOS

SUEÑOS GUAJIROS, RUSTICOS

DEVALUACION, DESVALUACION

EN MEDIO DE LA TEMPESTAD

SUEÑOS GUAJIROS, RUSTICOS, II (Y…III)

SUEÑOS GUAJIROS, RUSTICOS, IV

SUEÑOS GUAJIROS, RUSTICOS, V

MOSAICO, 3-IV-014

DSCN2483

(La Piedad. El trueno, el árbol vigilante del Infonavit, en la Primavera del 2014)

Martínez Campos, 3/IV/014
GUIA

MOSAICO
Silviano Martínez Campos
LA PIEDAD, 3 de Abril.- COMO UN MODESTO lector de los acontecimientos, he afirmado desde hace muchos años , en cuanta ocasión se me presenta que, en rigor de rigor, estamos pasando por una transformación radical, multidimensional, englobante, planetaria pues y por eso inclusiva de cualquier rincón del mundo. Algunos le llaman globalización, por la trama económica que se hizo global y dominante; otros más propiamente globalidad, comenzó hace siglos y se aceleró a partir de mediados del pasado, o sea en nuestros tiempos. Y CÓMO SE manifiesta, a un lector de publicaciones, vidente de noticieros o documentales, pues como un mundo revuelto, dominado por los señores del dinero, por el crimen organizado, por las amenazas ambientales incluidos los cambios climáticos, por la crisis económica incluidos sus efectos en los débiles, carencia de empleo.Y por lo tanto, poco dinero para poder comprar no digamos lo que exhiben los pregoneros del consumismo, sino lo más elemental: entre nosotros, granos, algo de verduras, una poquita de carne y la manera de guisarlos y llevarlos a la mesa. Y para eso, pepena uno lo que puede, en sembradíos, tiraderos de mercados, limosnea, o agarra donde se pueda. La ropa, bueno, esa puede esperar un poco, acude uno a la de segundo uso, recicla cuando encuentra qué reciclar y sobrevive, pero vive. Un mundo trágico y, los grandes se pelean tratando de repartirse los fragmentos del mundo que ellos mismos fragmentaron durante la guerra fría, luego de las infames guerras calientes que costaron la vida, a millones de civiles y militares, todos humanos y dignos de vivir en un planeta pacífico. ESA SERÍA PARTE de una visión catastrofista de las cosas, no por eso, menos real, pero irresoluble de manera súbita, sino en un camino de transición hasta que se logre, en la gran metamorfosis, el mundo nuevo. Sin embargo, como también vemos, hay una crisis tal vez más fundamental pero menos visible a través de los medios, la crisis espiritual (de sentido, síquica, mental, de orientación, púes). Pero aquí, al final del túnel oscuro, se avizora, aun cuando a largo plazo pero desde ya construyéndose, un mundo nuevo, luminoso, un planeta renovado y sería la visión utópica, no ilusoria sino posible de una Nueva Tierra, de amplitudes insospechadas. RECUERDO MIS VIVENCIAS campiranas, cómo en medio de las contradicciones y penares de comunidades en pobreza, era posible la vinculación con las raíces de la Tierra. Y cómo en el mundo urbano, lector aficionado, me acerqué a la obra del P. Teilhard de Chardin, a la Pacem in Terris, la encíclica de Juan XIII y otros documentos del naciente concilio ecuménico, las publicaciones del Club de Roma (un organismo de civiles cultos y estudiosos que alertaban sobre los inminentes peligros del nuevo mundo globalizado) . Y luego sobre la nueva reflexión desde América Latina, todo lo cual me permitió también cambiar un poco mi visión tan tradicional de las cosas. Sí, “¡Un Mundo Nuevo es Posible!”. Y MIENTRAS, EL mundo bello también se abre paso: un desfile infantil de Primavera, aquí, alarde creativo de las educadoras y las madres de familias, que adornaron a cientos de pequeños de los jardines de niños, quienes manifestaban a sus admiradores, que una vida mejor es posible y que ellos, cuando adultos, habrán encontrado un mundo digno de vivirse. En la alegría del arte, por ejemplo, de la que nos dan ejemplo estos días los artistas, muchachas y muchachos, directivos, de los conjuntos del Festival de Danza de Yurécuaro, presentado en La Piedad. Ballets nacionales como el Quetzal de Jalisco los de Coahuila, San Luis Potosí, y Veracruz. E internacionales, de Bolivia y Ecuador. LE PREGUNTARON A Leonardo Boff, el escritor brasileño, sobre el camino franciscano y expresó que ser lo más simple, sencillo posible, sentirse hermano de todos, también de las criaturas de la naturaleza, procurar ver primero el lado de la luz y menos el de las sombras y no hay razones para quejarnos de Dios. Estos consejos, diría uno, corresponde seguirlos no sólo a clérigos, sino también a laicos. FINALMENTE CITO AL mismo escritor: “Hoy nos encontramos en una nueva fase de la humanidad. Todos estamos regresando a nuestra casa común, la Tierra: los pueblos, las sociedades, las culturas y las religiones. Intercambiando experiencias y valores, todos nos enriquecemos y nos completamos mutuamente. (…)(…) Vamos a reír, a llorar y a aprender. Aprender especialmente cómo casar Cielo y Tierra, es decir, cómo combinar lo cotidiano con lo sorprendente, la inmanencia opaca de los días con la trascendencia radiante del espíritu, la vida en plena libertad con la muerte simbolizada como un unirse a los antepasados, la felicidad discreta de este mundo con la gran promesa de la eternidad. Y al final habremos descubierto mil razones para vivir más y mejor, todos juntos, como una gran familia, en la misma Aldea Común, bella y generosa, el planeta Tierra.” Casamento entre o céu e a terra. Salamandra, Rio de Janeiro, 2001.pg09”.

(La Piedad. Jacarandas de Primavera, en el Parque Morelos)

(http://www.losnuevostiempos.wordpress.com