Ziquítaro. Fiesta patronal 2014. LA SERENATA

La serenata, 22

ZIQUÍTARO. Fiesta patronal 2014. SERENATA, en fotos

+++++++++

(Textos y fotos de SMC. Cuando no, se indica)

Martínez Campos, 16/I/914

La serenata, 28la serenata, 27La serenata, 31

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 16 de Mayo.-  AUN CUANDO EL conflicto forme parte de la vida, uno desearía que cuando se presenta, su desenlace llegue mediante la razón y el entendimiento, antes que por la fuerza y menos por las armas. Y aun cuando ni su entendimiento ni menos su solución sea simple, según se plantea, tampoco es imposible entenderlo. En el fondo, también se ha dicho, puede entenderse que lo genera un mundo de competencia y no de solidaridad y de acuerdo, y menos el ejercicio de esos altos valores llamados compasión y generosidad.

Y eso, en grande, y en pequeño. Se hace lo que se puede, en el momento. A lo grande, luego de que los esquemas viejos parecen ya no funcionar, ni en el entendimiento ni en la práctica, el mundo de los políticos en los altos niveles, lo vemos en las noticias, se muestra visiblemente preocupado y sus personeros van y vienen, para tapar los baches (o barrancos) que otras generaciones abrieron. Y está bien, tarde o temprano aceptaremos que la salida realmente humana es la unificación humana, de momento con la ONU (Naciones Unidas) como instrumento ineludible para hacer la transición hacia la civilización planetaria, aun cuando esto hoy por hoy, por utópico, suene rimbombante.La serenata, 13La serenata, 14La serenata, 15La serenata, 16

Desde luego, los pueblos, las comunidades en la redondez de la Tierra, también se mueven para llenar los vacíos que deje la política incompetente o inconsciente.  Y EN LO pequeño, ¡Cuánto desencuentro, cuánto desconcierto y cuánto sufrimiento!, cuando el conflicto no resuelto (choque de intereses) se apodera de una región, o de una comunidad. Lo estamos sintiendo en Michoacán, particularmente, en sus zonas críticas, un fenómeno con repercusiones nacionales y centro también de atención en otras latitudes. Abundan análisis, enfoque de analistas autorizados por su competencia o por su conocimiento de causa, o de causas.

En todo caso, para el común de las personas, es también obligación informarnos. Y bien podemos aprender a buscar, para conformar nuestro criterio. De lo contrario, caeremos en opiniones más bien emotivas y sumamente parciales, o acaso partidarias. Al respecto, me parece una opinión informada y crítica, la expresada por el colega Carlos, que comienza: “Michoacán no está en guerra y la violencia no es nueva” “ , la encuentra en la siguiente dirección electrónica: https://www.facebook.com/carlosluis.wagnerecheagaray .

La serenata, 12La serenata, 1La serenata, 2La serenata, 4

EN ZIQUÍTARO, AL ver y sentir vibrar a todo un pueblito (y sus visitantes) al ritmo al que lo llevaban los ritmos, sones, piezas, canciones, las magníficas interpretaciones de una banda de música tradicional de San Angel Sorumucapio, durante el baile popular de la fiesta patronal, sentí, percibí la paz de fondo, la que da el sentirse parte, y sintonizar en armonía consigo mismo. Atrás quedaron aquellos tiempos del desencuentro, la cruza contaminada de rencores entre apellidos.

Las nostalgias por supuestos paraísos perdidos, las remembranzas de tiempos mejores. Lo que, en mi caso, se expresaba desde un enfoque retórico, pero desde la emoción juvenil, en el artículo que escribí durante mi paso efímero por un diario de la ciudad de México, antes de mi comienzo del periodismo profesional 8 años después. De esto, hace 57 (cincuenta y siete años). http://eltaller.us.es/index.php/HISTORIA_DEL_PUEBLO_OLVIDADO .

La serenata, 3La serenata, 5la serenata, 6La serenata, 7

DESDE LUEGO, LA paz de fondo, la convivencia civilizada, no se da sin esfuerzos y sin el afianzarse en los altos valores morales que hemos heredado. Y esto, también a lo grande y a lo pequeño. Por eso los líderes políticos buscan la cercanía con los líderes morales, lo que no significa que las políticas pacificadoras sean declaradas abiertamente confesionales. Desde el enfoque del creyente, particularmente cristiano, sólo la paz de Dios hace, a fondo, habitables nuestras comunidades y nuestro entorno, desde el regional, los pueblos, un  país y el mundo.

Esa paz, vista desde nuestra humana perspectiva, no es otra cosa que, en nuestro entorno, los conflictos inevitables se resuelvan en justicia, respeto mutuo y compasión activa o sea el amor a todo viviente, comenzando por el ser humano desvalido, es decir, el menesteroso. Y ejerciendo la justicia mediante programas adecuados, todo alejado de la dominación, los caciquismos y el privilegio para personas y grupos, estamos en el camino, y así se desarman las furias. En casos, nuestra historia nos dice lo contrario. Para qué nos hacemos. Quien hace la justicia en las comunidades, regiones o el mundo, ya está en el camino, aunque ni siquiera mencione a  Dios ni se dé, como se decía, tantos golpes (contricionales) de pecho. www.miregionmichoacana.wordpress.com; www.mitierramaravillosa.wordpress.com ).

La serenata, 17La serenata, 18La serenata, 19La serenata,20

+++++++++

+++++++++

La serenata, 21La serenata, 22La serenata, 23La serenata, 24

Martínez Campos, 15/I/014

GUIA

Silviano Martínez Campos

ZIQUÍTARO, municipio de Penjamillo, enero 2014. La comunidad parroquial celebró con devoción y alegría su fiesta patronal en honor a la Virgen de Guadalupe, recibiendo con gusto a cientos de migrantes y sus familias radicados en los Estados Unidos, pero además abriéndose a muchos visitantes de comunidades cercanas, que aprecian esta fiesta como una de las más interesantes de la región.

El acto religioso central el día 12, estuvo presidido por el arzobispo emérito de Chihuahua, monseñor José Fernández Arteaga, oriundo de Santa Inés, municipio de Tocumbo, aquí en Michoacán, quien durante la misa, administró a menores los sacramentos del bautismo, la confirmación y la primera comunión.

El arzobispo, quien fuera también obispo en Apatzingán, Colima, y coadjutor en Chihuahua, exhortó a los menores a comenzar a vivir su fe, y a padrinos, padres y fieles, a que acompañen a los pequeños en la vivencia del Evangelio, que se lleve a la práctica de la vida diaria.

Los festejos comenzaron una semana antes, con peregrinaciones a los distintos barrios, donde la imagen de La Guadalupana permanecía una noche para presidir rezos y cantos de los fieles, y regresarla  a su templo en la víspera de la fiesta, expuesta para su veneración a cientos de fieles durante el festejo central.

Días antes comenzaron a llegar los paisanos  para unirse a los cerca de dos mil residentes aquí, en los diversos actos festivos, desde peregrinaciones con cohetes y música en los barrios, hasta jaripeos, las misas y la grandiosa serenata en torno al bello jardín, donde lucieron sus mejores galas muchachas, muchachos, niños y adultos.

La serenata, 25La serenata, 26la serenata, 27La serenata, 28

MUCHA MÚSICA, QUE NI QUÉ

Conjuntos musicales contratados por barrios, algunos espontáneos buscando agenciarse algunos pesos; pero sobre todo bandas de música profesionales, como la de Santa Fe del Río, que se vio en el kiosko por la mañana del doce y, la también muy versátil banda de San Angel Surumuapio, que interpretó música del gusto de todos frente al templo, por la tarde dio un concierto a la Guadalupana, frente a su trono, le tocó las golondrinas y, por la noche, el mencionado conjunto amenizó el baile popular dentro de los festejos, e hizo bailar al son o al ritmo que les tocaba, a cientos de jóvenes y adultos que vibraban lo mismo con una pieza ranchera, un ritmo de los nuevos, o algo romántico para las parejitas.

Durante los ritos sacramentales, el arzobispo Fernández Arteaga empezó con expresiones festivas frente a los niños, a quienes les dijo que llegaban catrines, vestidos con su vestido de fiesta, e iban todos a completar su iniciación cristiana. Porque, les indicó, el bautismo, la confirmación y la comunión son los fundamentos de la vida cristiana.La serenata, 29la serenata, 30La serenata, 31La serenata, 32

Esto, agregó, para ser plenamente cristianos y poder ellos no solamente recibir, sino colaborar, ayudar a evangelizar a los demás. Y debemos recibir a Dios con un corazón limpio, les dijo, pero  no solamente los pequeños, sino todos, incluidos padrinos, padres y fieles. Y los que se van a confesar, todos, vamos a juzgarnos pecadores y pedir perdón, expresó. Se rezó el Yo Pecador, y siguió una explicación para todos, del significado de dichos sacramentos.

QUE TODOS CATEQUICEN

Así, dijo el arzobispo, seguramente María ha seguido cumpliendo el oficio que Dios le dio, todos los obispos hemos dicho que ella es la catequista de México, la catequista de América. De alguna forma ella interviene, se hace presente con la señorita catequista, con el catequista, con los demás, para que también ellos como Juan Diego, enseñen quién es Dios.

Los niños ya lo saben, y nosotros también,  pero de alguna forma vamos a renovar la fe  al participar, porque no solamente estamos asistiendo, no  a una comedia, no a un drama, sino estamos participando en la celebración del sacramento de la eucaristía, el sacramento del bautismo y el sacramento de la confirmación.

Al principio de la misa, el párroco Manuel Vásquez  Rubio presentó a los fieles asistentes,  al arzobispo Fernández Arteaga, y a los presbíteros co-oficiantes, Martín García, párroco en Chirintzio, Jesús Valencia, párroco en  Penjamillo, y Sotero Fernández, quien fue vicario en Penjamillo en los cincuenta.

La serenata, 33la serenata, 34La serenata, 35La serenata, 36

El párroco de Ziquítaro agradeció la cooperación de los residentes en los Estados Unidos, a los residentes aquí, porque precisó, “ustedes son los que hacen la fiesta en estas festividades a la Virgen María”.

Aun cuando el día 13 habría jaripeo y baile por pago de boleto en la noche, la fiesta patronal prácticamente terminó luego de las espléndida serenata, y luego del bello castillo elaborado por artesanos de Jacona, dirigidos por los expertos: la pareja conformada por Serafín y Gracia y sus hijos.

ZIQUÍTARO SIGUE SU MARCHA

Luego del día 12, empezaron a retirarse poco a poco los paisanos que convivieron con familiares y ziquitarenses durante estos días de fiesta. Al ser abordado, en entrevista que manejo aparte, el párroco Manuel Vázquez afirmó que sin los visitantes, la comunidad sigue su ritmo.

“ Con un poco menos de presencia, de gente, porque ahora vienen bastantes fieles a las celebraciones, vemos bastante gente en las calles. Un  poco menos de gente, pero la comunidad sigue, su camino de fe, su camino de trabajo”.

“Yo lo veo esto reflejado los domingos principalmente, que hay asistencia bastante en las celebraciones de las Eucaristía y en el movimiento fuera de la iglesia, en el pueblo, sigo viendo cómo la gente se esfuerza en ir a trabajar, los que van fuera de la comunidad y regresan el mismo día. Creo que la comunidad no se detiene ya, sigue su curso, sigue su camino”, expresó el párroco en Ziquítaro, desde hace siete años.

La serenata, 45La serenata, 46La serenata, 47(Foto de Miry)

Serenata, 48

(Foto de Martín)

El padre Sotero, vicario en Penjamillo harás 58 años, había hecho referencia a los tiempos críticos de entonces, como cuando se puso la  primera piedra del ahora bello templo. Cierto, en todo, desde aquellos lejanos tiempos, todo ha cambiado, y para bien. Se notó durante esta muy tranquila celebración de la fiesta patronal.

También quien escribe, que fue maestro improvisado aquí, cuando joven, aquellos tiempos, se atreve a decir, en una nota periodística, que sí, algo, o más bien mucho, aquí ha cambiado. Lo expresaron los fieles con su presencia en el templo lleno, lo expresaron los cientos de jóvenes luciendo sus galas durante la serenata y lo expresó la magnífica banda de San Angel Surumucapio, haciendo bailar al son que les tocaba, a los entusiasmados jóvenes, muchos de ellos campesinos, se notaba, lo que entonces, en aquellos tiempos,  con toda franqueza, no era posible.La serenata, 37La serenata, 38La serenata, 39La serenata,40

Que comienza: “Michoacán no está en guerra y la violencia no es nueva”…

https://www.facebook.com/carlosluis.wagnerecheagaray

http://eltaller.us.es/index.php/HISTORIA_DEL_PUEBLO_OLVIDADO

La serenata, 41La serenata, 42La serenata, 43La serenatga, 44

Anuncios

Ziquítaro. Fiesta patronal 2014

Fiesta, 33. Arzobispo José, y párroco Manuel

(Fotos de Silviano. Donde aparece él, de Miry)

Martínez Campos, 15/I/014

GUIA

Silviano Martínez Campos

ZIQUÍTARO, municipio de Penjamillo, enero 2014. La comunidad parroquial celebró con devoción y alegría su fiesta patronal en honor a la Virgen de Guadalupe, recibiendo con gusto a cientos de migrantes y sus familias radicados en los Estados Unidos, pero además abriéndose a muchos visitantes de comunidades cercanas, que aprecian esta fiesta como una de las más interesantes de la región.Fiesta, 20, fieles

El acto religioso central el día 12, estuvo presidido por el arzobispo emérito de Chihuahua, monseñor José Fernández Arteaga, oriundo de Santa Inés, municipio de Tocumbo, aquí en Michoacán, quien durante la misa, administró a menores los sacramentos del bautismo, la confirmación y la primera comunión.

El arzobispo, quien fuera también obispo en Apatzingán, en Colima, y coadjutor en Chihuahua, exhortó a los menores a comenzar a vivir su fe, y a padrinos, padres y fieles, a que acompañen a los pequeños en la vivencia del Evangelio, que se lleve a la práctica de la vida diaria.

Los festejos comenzaron una semana antes, con peregrinaciones a los distintos barrios, donde la imagen de La Guadalupana permanecía una noche para presidir rezos y cantos de los fieles, y regresarla  a su templo en la víspera de la fiesta, expuesta para su veneración a cientos de fieles durante el festejo central.

Días antes comenzaron a llegar los paisanos  para unirse a los cerca de dos mil residentes aquí, en los diversos actos festivos, desde peregrinaciones con cohetes y música en los barrios, hasta jaripeos, las misas y la grandiosa serenata en torno al bello jardín, donde lucieron sus mejores galas muchachas, muchachos, niños y adultos.Fiesta, 32. Padre Sotero Fernández, vicario en los cincuenta

MUCHA MÚSICA, QUE NI QUÉ

Conjuntos musicales contratados por barrios, algunos espontáneos buscando agenciarse algunos pesos; pero sobre todo bandas de música profesionales, como la de Santa Fe del Río, que se vio en el kiosko por la mañana del doce y, la también muy versátil banda de San Angel Surumuapio, que interpretó música del gusto de todos frente al templo, por la tarde dio un concierto a la Guadalupana, frente a su trono, le tocó las golondrinas y, por la noche, el mencionado conjunto amenizó el baile popular dentro de los festejos, e hizo bailar al son o al ritmo que les tocaba, a cientos de jóvenes y adultos que vibraban lo mismo con una pieza ranchera, un ritmo de los nuevos, o algo romántico para las parejitas.Fiesta, 13, fieles en el templo

Durante los ritos sacramentales, el arzobispo Fernández Arteaga empezó con expresiones festivas frente a los niños, a quienes les dijo que llegaban catrines, vestidos con su vestido de fiesta, e iban todos a completar su iniciación cristiana. Porque, les indicó, el bautismo, la confirmación y la comunión son los fundamentos de la vida cristiana.

Esto, agregó, para ser plenamente cristianos y poder ellos no solamente recibir, sino colaborar, ayudar a evangelizar a los demás. Y debemos recibir a Dios con un corazón limpio, les dijo, pero  no solamente los pequeños, sino todos, incluidos padrinos, padres y fieles. Y los que se van a confesar, todos, vamos a juzgarnos pecadores y pedir perdón, expresó. Se rezó el Yo Pecador, y siguió una explicación para todos, del significado de dichos sacramentos.Fiesta, 15. El arzobispo José Fernández A. y el párroco Manuel Vázquez R.

QUE TODOS CATEQUICEN

Así, dijo el arzobispo, seguramente María ha seguido cumpliendo el oficio que Dios le dio, todos los obispos hemos dicho que ella es la catequista de México, la catequista de América. De alguna forma ella interviene, se hace presente con la señorita catequista, con el catequista, con los demás, para que también ellos como Juan Diego, enseñen quién es Dios.Fiesta, 17, administración de sacramentos

Los niños ya lo saben, y nosotros también,  pero de alguna forma vamos a renovar la fe  al participar, porque no solamente estamos asistiendo, no  a una comedia, no a un drama, sino estamos participando en la celebración del sacramento de la eucaristía, el sacramento del bautismo y el sacramento de la confirmación.

Al principio de la misa, el párroco Manuel Vásquez  Rubio presentó a los fieles asistentes,  al arzobispo Fernández Arteaga, y a los presbíteros co-oficiantes, Martín García, párroco en Chirintzio, Jesús Valencia, párroco en  Penjamillo, y Sotero Fernández, quien fue vicario en Penjamillo en los cincuenta.Fiesta, 18, el bautizo

El párroco de Ziquítaro agradeció la cooperación de los residentes en los Estados Unidos, a los residentes aquí, porque precisó, “ustedes son los que hacen la fiesta en estas festividades a la Virgen María”.

Aun cuando el día 13 habría jaripeo y baile por pago de boleto en la noche, la fiesta patronal prácticamente terminó luego de las espléndida serenata, y luego del bello castillo elaborado por artesanos de Jacona, dirigidos por los expertos: la pareja conformada por Serafín y Gracia y sus hijos.Fiesta, 23. Padre Manuel. Niña de primera comunión

ZIQUÍTARO SIGUE SU MARCHA

Luego del día 12, empezaron a retirarse poco a poco los paisanos que convivieron con familiares y ziquitarenses durante estos días de fiesta. Al ser abordado, en entrevista que manejo aparte, el párroco Manuel Vázquez afirmó que sin los visitantes, la comunidad sigue su ritmo.

“ Con un poco menos de presencia, de gente, porque ahora vienen bastantes fieles a las celebraciones, vemos bastante gente en las calles. Un  poco menos de gente, pero la comunidad sigue, su camino de fe, su camino de trabajo”.Fiesta, 24. Padre Sotero Fernández

“Yo lo veo esto reflejado los domingos principalmente, que hay asistencia bastante en las celebraciones de las Eucaristía y en el movimiento fuera de la iglesia, en el pueblo, sigo viendo cómo la gente se esfuerza en ir a trabajar, los que van fuera de la comunidad y regresan el mismo día. Creo que la comunidad no se detiene ya, sigue su curso, sigue su camino”, expresó el párroco en Ziquítaro, desde hace siete años.

El padre Sotero, vicario en Penjamillo harás 58 años, había hecho referencia a los tiempos críticos de entonces, como cuando se puso la  primera piedra del ahora bello templo. Cierto, en todo, desde aquellos lejanos tiempos, todo ha cambiado, y para bien. Se notó durante esta muy tranquila celebración de la fiesta patronal.Fiesta, 27. La primera lectura

También quien escribe, que fue maestro improvisado aquí, cuando joven, aquellos tiempos, se atreve a decir, en una nota periodística, que sí, algo, o más bien mucho, aquí ha cambiado. Lo expresaron los fieles con su presencia en el templo lleno, lo expresaron los cientos de jóvenes luciendo sus galas durante la serenata y lo expresó la magnífica banda de San Angel Surumucapio, haciendo bailar al son que les tocaba, a los entusiasmados jóvenes, muchos de ellos campesinos, se notaba, lo que entonces, en aquellos tiempos,  con toda franqueza, no era posible. Fiesta, 26(www.miregionmichoacana.wordpress.com )

+++++++++

Fiesta patronal 2013

http://ziquitaromipueblito.wordpress.com/category/nosotros/ziquitaro-sus-fiestas-patronales/ziquitaro-fiesta-paronal-2013/

Fiesta patronal 2012. Los barrios

http://ziquitaromipueblito.wordpress.com/2012/02/12/ziquitaro-fiesta-patronal-2012-los-barrios/

Fiesta, 1, el castilloFiesta, 2. Tere y MartínFiesta, 3, las canastas de luzFiesta, 4. La serenata, en familiaFiesta, 6, a la hora del baile, Miry, ChelFiesta, 7. Banda de San Angel Surumucapio, despidiéndose de la VirgenFiestas, 8, fantasía de nubes, durante la tardeFiesta, 9, Miry, Martín, Amadito, Chel, frente al temploFiesta, 10, Gabrielita y Silviano, foto de MiryFiesta, 11. Gabrielita y MiryFiesta, 12 Banda de Santa Fe, en el kiosco, durante la mañanaFiesta, 29. Karen y OswaldoFiesta, 35. Antes de la celebración(

Fiesta, 40. Banda San Angel ejecuta música frente al templo