MOSAICO, 30-X-014

Martínez Campos, 30-X-014

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 30 de Octubre.- ¡NO ES DE extrañar que algunos pronunciamientos del Papa Francisco tengan “poca prensa”!. Me refiero a la gran prensa, esa de los grandes medios, dijéramos electrónicos, de esos que ve uno en su tele, entre más globalizados, mejor. Y cómo no va a ser, si el Pontífice se va duro, y a la cabeza, y fustiga al “dio$ de e$te mundo”, al ídolo dinero, o sea, al sistema basado en él, con sus efectos en la sociedad y en la naturaleza, con su consumismo exacerbado y la exclusión de muchos, la pobrería, del banquete de la vida. Pero no le hace, el discurso liberador va penetrando poco a poco en mentes y corazones dispuestos y, como dijo el sabio (creo que Santo Tomas de Aquino), “bonum per se ipsum difunditur”, lo que quiere decir que el bien se difunde por sí mismo. Porque si el discurso está bien enfilado, como es el caso de los del Papa, podrá ser muy bien recibido ya que “quid recipitur, ad modum recipientis recipitur”, lo que quiere decir que según el sapo es la pedrada, o más literalmente, lo que se recibe, se recibe al modo, a la manera de quien lo recibe. Porque el Papa denuncia y al mismo tiempo anuncia un nuevo mundo, el de la Esperanza. DIGO TODO ESTO, porque me pareció formidable, el discurso pronunciado por Francisco ante los participantes, en El Vaticano, del Encuentro de Movimientos Populares. (Lo puede encontrar completo, en www.vatican.va, Papa Francisco, discursos, 2014, octubre). Cuando un discurso, desde la perspectiva de la fe, va al fondo en su denuncia de una situación injusta y al mismo tiempo anuncia una alternativa de fondo, los hombres de iglesia lo llaman profético. Aquí la denuncia tiene  una dimensión global, terráquea, y el consiguiente anuncio de lo nuevo, una dimensión global, también por consiguiente. No tiene desperdicio dicho discurso, para quien busque una orientación de fondo en el maremágnum de interpretaciones en torno a lo que nos sucede. Entresaco, conforme a mis “intereses de información”, unos dos parrafitos: “Veo que aquí hay decenas de campesinos y campesinas, y quiero felicitarlos por custodiar la tierra, por cultivarla y por hacerlo en comunidad. Me preocupa la erradicación de tantos hermanos campesinos que sufren el desarraigo, y no por guerras o desastres naturales. El acaparamiento de tierras, la desforestación, la apropiación del agua, los agrotóxicos inadecuados, son algunos de los males que arrancan al hombre de su tierra natal. Esta dolorosa separación, que no es sólo física, sino existencial y espiritual, porque hay una relación con la tierra que está poniendo a la comunidad rural y su peculiar modo de vida en notoria decadencia y hasta en riesgo de extinción”. Luego de expresar (que el sistema) saquea la naturaleza para sostener el ritmo frenético de consumo que le es inherente, asegura que “… El cambio climático, la pérdida de la biodiversidad, la desforestación ya están mostrando sus efectos devastadores en los grandes cataclismos que vemos, y los que más sufren son ustedes, los humildes, los que viven cerca de las costas en viviendas precarias o que son tan vulnerables económicamente que frente a un desastre natural lo pierden todo. Hermanos y hermanas: la creación no es una propiedad, de la cual podemos disponer a nuestro gusto; ni mucho menos, es una propiedad sólo de algunos, de pocos: la creación es un don, es un regalo, un don maravilloso que Dios nos ha dado para que cuidemos de él y lo utilicemos en beneficio de todos, siempre con respeto y gratitud. Ustedes quizá sepan que estoy preparando una encíclica sobre Ecología: tengan la seguridad que sus preocupaciones estarán presentes en ella…”. (Aplausos). DURANTE EL MISMO  Encuentro Mundial de Movimientos Populares, Evo Morales , presidente de Bolivia, en representación de pueblos indígenas, pidió respetar la madre tierra y no aceptar que el capitalismo reduzca a la tierra a una simple mercancía. “El primer enemigo de la madre tierra es el capitalismo, fruto de eso es el calentamiento global del cual los países desarrollados no lo quieren reconocer,  tenemos que refundar el sistema económico financiero mundial, expresó el presidente Morales. Añadió que se tiene que recuperar la alianza entre los pueblos, porque antes se vivía en redes de cooperación, para reafirmar la integración de los países ante el capitalismo. Todo esto según información de prensa del gobierno boliviano. AQUÍ, EN NUESTRO “hábitat”, no por provinciano menos valioso, la autoridad municipal se esmera para que los festejos del Día de Muertos  sean atractivos para los visitantes locales o foráneos. En el panteón municipal, tanto el sábado, como el domingo serán celebradas misas  para que los creyentes católicos oren  por sus difuntos; habrá vigilancia para resguardar el área. “Se contará con dos pipas de agua para surtir del vital líquido a las personas que ocupen para limpiar las tumbas o bien, para la colocación de flores”. (www.silvianomartinez.wordpress.com)

 

MOSAICO, 23-X-014

MOSAICO, 23-X-014.

MOSAICO, 23-X-014

EN MI PENJAMILLO

Martímez Campos, 23-X-014

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 23 de Octubre.- DURANTE MOMENTOS DE mayor euforia, cuando mi fantasía se desborda, lo he expresado con todas sus letras: nuestra Tierra es vivero de ángeles. Y cuando la “realidad” noticiosa en el mundo globalizado me desborda, me pongo a dudar si en realidad nuestra Tierra sea vivero de nada y por el contrario cementerio globalizado de muerte. Y ya con mayor serenidad y contrariamente a toda evidencia, me inclino por lo primero: la Tierra es un vivero de ángeles. Y a pesar de todo, eso de que los de estas tierras mexicanas nos reímos de la muerte, está por verse, pese a  las calaveras de azúcar que nos endulzarán la vida estos días. DE PRONTO, LAS autoridades municipales, aun cuando aseguran que el cuidado y remozamiento del panteón es permanente, estos días se afanan por dejarlo a tono…

Ver la entrada original 717 palabras más

La Urgencia de refundar la ética y la moral. Leonardo Boff

La Urgencia de refundar la ética y la moral. Leonardo Boff.

Behind the Fence But Still There

Gold Can Stay

IMG_8080“Just stand over there now, okay, behind the fence, with the other parents.  Do you mind?”

An edict politely disguised as a request from my ten-year-old who has been ensconced in middle school for all of seven weeks, a boy who, for the last six weeks, insisted I be no more than ten feet away from the door from which he is dismissed lest panic—his, not mine—ensue.

The characteristic parental emotions bubbled in response, of course—simultaneous feelings of loss and pride as I continually parent myself–proudly, selflessly–into obsolescence, believing the less my child needs me the more heartily I can pat myself on the back. 

It’s the purported and ultimate goal of the parent-child relationship: instilling, empowering, then, finally, the release. Self-sufficiency, independence. Exhale.

Except though my son sought a semblance of release this week, I realized he didn’t actually say he didn’t need me; he didn’t ask me to…

Ver la entrada original 241 palabras más

La Valija Informativa, 27-X-014

Weekend Edition – The Power of Happy Plus Good Reads and Writing Tips

Live to Write - Write to Live

What if “happy” comes first?

Life, liberty, and the pursuit of happiness.

The pursuit of happiness.

What about just “life, liberty, and happiness?”

There is a cultural misconception that happiness is a conditional state that depends on external factors.

  • I’ll be happy when I get the right job.
  • I’ll be happy when I meet my true love.
  • I’ll be happy when I can fit into a size six.
  • I’ll be happy when I’m published.

We mistakenly assume that we must jump through all kinds of hoops in order to “earn” happiness, and we routinely trade in-the-moment happiness for a maybe-sometime-in-the-future happiness that may or may not ever materialize.

We turn “being happy” into an If-Then statement to which there is no resolution, because each time we meet the conditions we’ve set, we immediately set new conditions. We move the goal line another ten yards out (to use an uncharacteristic sports…

Ver la entrada original 1.114 palabras más

MOSAICO, 16-X-014

MOSAICO, 16-X-014.

I wonder what they’re thankful for, on this Canadian Thanksgiving

La Porción femenina de Dios. Leonardo Boff

La porción femenina de Dios

2014-09-07


  Cierta madrugada, insomne, retomé mi trabajo habitual en el ordenador. De repente, me pareció haber oído, no sé si del mundo celestial o si de mi mente en estado alterado, una voz como un susurro, que me decía: “Hijo, voy a revelarte una verdad que ha estado siempre ahí, en mi evangelista Lucas, pero que los ojos de los hombres, cegados por siglos de patriarcalismo no podían ver. Se trata de la relación íntima e inefable entre María y el Espíritu Santo”. Y la voz seguía susurrando: “Aquel que es tercero en el orden de la Trinidad, el Espíritu Santo, es el primero en el orden de la creación. Él llegó antes al mundo; después vino el Hijo de Dios. Fue el Espíritu Santo, aquel que flotaba sobre el caos primitivo, y el que sacó de allí todos los órdenes de la creación. De ese Espíritu creador, se dice por mi evangelista Lucas: vendrá sobre ti, María, y armará su tienda sobre ti, por eso el Santo engendrado será llamado Hijo de Dios. Armar la tienda, como sabes, significa morar, habitar definitivamente. Si María, perpleja, no hubiese dicho su fiat, hágase según tu palabra, el Hijo no se habría encarnado y el Espíritu Santo no se habría feminizado.

Mira, hijo, lo que te estoy diciendo: El Espíritu vino a morar definitivamente en esta mujer, María. Se identificó con ella, se unió a ella de forma tan radical y misteriosa que en ella comenzó a plasmarse la santa humanidad de Jesús. El Espíritu de vida produjo la vida nueva, el hombre nuevo, Jesús. Para ti y para todos los fieles está claro que lo masculino a través del hombre Jesús de Nazaret fue divinizado. Ahora vete al evangelio de san Lucas y constatarás que también lo femenino a través de María de Nazaret fue divinizado por el Espíritu Santo. Él armó su tienda, es decir, vino a morar definitivamente en ella. Date cuenta que el evangelista Juan dice lo mismo del Hijo: Él armó su tienda en Jesús. No es el Espíritu, susurra la misma voz, que toma al profeta para una determinada misión y, cumplida esta, termina su presencia en él. Con María es diferente. Viene, se queda, y no se va jamás. Ella es elevada a la altura del Divino Espíritu Santo. De ahí que, lógicamente, el Santo engendrado será llamado Hijo de Dios. Es el caso de María. No sin razón es la bendita entre las mujeres.

Hijo, esta es la verdad que debes anunciar: por medio de María, Dios mostró que además de ser Dios-Padre es también Dios-Madre con las características de lo femenino: el amor, la ternura, el cuidado, la compasión y la misericordia. Estas virtudes están también en los hombres, pero encuentran una expresión más visible en las mujeres.

Hijo, al decir Dios-Madre descubrirás la porción femenina de Dios con todas las virtudes de lo femenino. Jamás olvides que las mujeres nunca traicionaron a Jesús. Le fueron fieles hasta el pie de la cruz. Mientras sus discípulos, los hombres, huyeron, Judas lo traicionó y Pedro lo negó, ellas mostraron un amor fiel hasta el extremo. Ellas, mucho antes que los apóstoles, fueron las primeras en dar testimonio de la resurrección de Jesús, el hecho mayor de la historia de la salvación.

Lo femenino de Dios no se agota en su maternidad, sino que se revela en lo que hay de intimidad, de amorosidad, de gentileza y de sensibilidad, perceptibles en lo femenino. No permitas que nadie, por ninguna razón, discrimine a una mujer por ser mujer, aduce todas las razones para que sea respetada y amada, pues ella revela algo de Dios que solamente ella, junto con el hombre, puede hacer a mi imagen y semejanza. Refuerza sus luchas, recoge las contribuciones que ella aporta a la sociedad, a las Iglesias, al equilibrio entre hombre y mujeres. Ellas son un sacramento de Dios-Madre para todos, un camino que nos lleva a la ternura de Dios. Ojala las mujeres asuman su porción divina, presente en una compañera suya, María de Nazaret. Llegará el día en que caigan las escamas que cubren vuestros ojos y entonces hombres y mujeres os sentiréis también divinizados por el Hijo y por el Espíritu Santo”.

Al volver en mí, sentí en la claridad de mi mente cuanto de verdad me había sido comunicado. Y, conmovido, me llené de alabanzas y de acción de gracias.

Leonardo Boff