MOSAICO, 21-VIII-014

 

Martínez Campos, 21-VIII-014

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 21 de Agosto.- LOS PRADOS CERCANOS al sitio desde donde brota (modestamente, conste) este MOSAICO, son este año un primor, una hermosura, un canto de vitalidad de la tierra cercana y creo que hasta de la Tierra. Pastos que llegan en casos hasta las rodillas, invasión de yerbas espigadas que durante plácidas tardes, danzan con el viento suave que las acaricia, florecitas no por rústicas menos bellas, que no alcanzan clasificación entre las más famosas del mundo, pulular de insectos, chochos, y bichos agazapados, escondidos en las rendijas de las peñas, con su total derecho a vivir. ABEJITAS, NO SE ven muchas, respecto a otros años y será tal vez porque esperan el florecer de huizaches y casahuates para cosechar los néctares para fabricar sus jaleas. El año pasado el temporal no fue aquí tan benéfico y constante y los pastos no se dieron gusto multiplicándose por millones de cabezas espigadas y los insectos no tuvieron la oportunidad de paserse por las hojas de la yerba, dejándola cacariza luego del almuerzo mañanero, o la merienda tardecina. LA MENCIONADA, UNA visión tal vez bucólica, imaginativa o de rasgos infantiles regresivos en busca del paraíso perdido y de la inocencia masacrada por el mundo de violencia que por desgracia otras generaciones vivieron. Pero la nuestra sufre, su globalidad aterradora con noticias del desequilibrio del mundo en tempestades imprevistas, el resurgimiento de Caín que mata dodos los días al inocente Abel,  no con una quijada de burro sino con bombas “inteligentes” que destruyen barrios, viviendas, masacran niños y espantan al mundo. Caín que echa mano de nuevo de sus celos y envidias fraternales, disfrazadas de ideologías de muerte, para justificar el sacrificio de pequeños que mueren sin deberla ni temerla, o de ciudadanos armados sólo con sus cámaras y aparatos de comunicación, degollados ante el escenario universal de la Internet o el You Tube: la maravilla tecnológica universalizada, pero copada también por los violentos y los intemperantes o instrumentalizada por los poderosos para mantener sus hegemonías obsoletas. Y EL MUNDO se admira, desde aquí donde pisamos, al ver y sentir lo intempestivo de la tormenta nuncavista que azotó el centro urbano piedadense y piensa que sí, definitivamente los cambios climáticos nos quitaron la inocencia. O se perturba cuando sabe que allá, una amplia zona sonorense fue contaminada por la química humana, sea por accidente, por impericia o, porque más a fondo, el ser humano se transformó en aprendiz de brujo y no sabe ya controlar sus propios inventos. O EL MUNDO se aterroriza cuando ve que sí es posible detectar la locura cuando ante el espectáculo planetario no pueden entenderse en la tierra que algunos denominan santa y caen diario no sólo bombas sino maldiciones de una y otra parte y la fe de muchos en la bondad del ser humano, se derrumba. Pero hay reacciones, no sólo del mundo indefenso espantado, sino de los poderes provocados y el presidente de los Estados Unidos, según información (El Universal virtual), dice: “ La ideología del EI (Estado Islámico) está en bancarrota. Su práctica de asesinar a inocentes, secuestrando y violando a mujeres, torturando a hombres, no tiene nada que ver con una fe religiosa y no tiene cabida en el siglo XXI”. Y además:  “Desde los gobiernos y los pueblos de Medio Oriente tiene que haber un esfuerzo común para extraer este tipo de cáncer para que no se propague. Tiene que haber un claro rechazo a este tipo de ideologías nihilistas que no tiene lugar en el siglo XXI”, lo aseguró Obama, según la información referida. SÍ, PUES, HAY qué recomponer el mundo. Sí, de hecho, está surgiendo también por todas partes, la contraparte organizada en favor de la vida en forma de justicia y esto, sin fronteras. Porque hay “médicos sin fronteras”, “reporteros sin fronteras” y miles y miles de organismos que protestan armados de su paz interna, exigen, demandan la justicia, defienden la vida en todas sus manifestaciones. Y hay liderazgos humanistas universales, muchos, pero algunos relevantes como el Dalai Lama o el Papa. Ellos y millones que los siguen, y no sólo de palabra, dicen que sí, “otro mundo es posible”. Y el mundo se compone, claro, desde documentos y proclamas, encíclicas (esperamos la ecológica de Francisco), sino además desde  pequeñas acciones individuales y de grupo, como la de no consumir tanto producto basura, o no tirar basura en la vía  pública para que nuestras calles  no se vuelvan arroyos. (www.miregionmichoacana.wordpress.com ).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: