MOSAICO, 14-VIII-014

 

Martínez Campos, 14-VIII-014

GUIA

           MOSAICO

Silviano Martínez Campos

                 LA PIEDAD, 14 de Agosto.-  SOMOS TAN LIBRES, tan libres, cuando tenemos vía libre hasta para degradarnos voluntariamente, si no es que la misma vida nos va degradando. Lo malo será cuando esa degradación borda los límites con lo legal, o con lo delictivo, o escandaliza o afecta a terceros. En la vida pública de vez en cuando se presentan pequeños “escándalos” de personeros partidarios, o funcionarios, cuya conducta rebasa los círculos privados, donde debiera quedar, para saltar a los medios, que no perdonan nada cuando de estas cuestiones se trata. Así es de que ningún partido, institución o clase o estamento, podría lanzar primeras piedras cuando se le salen del huacal, digo de las confidencias grupales a la hora de los “desmadres” privados, muy justificados para aliviar la terrible tensión de la vida, pero peliagudos cuando se ignora que vivimos ¡en la era de los videos!. Y es lo que le sucedió al gremio político del PAN, con algunos de sus personeros, en la fiestecita de por allá, cerca de la costa jalisciense, en Puerto Vallarta, según la información. Tanto, que provocó cambios en la representación cameral panista y que el ex presidente Felipe Calderón tronara (esta es una expresión usual y no es peyorativa, a mi modo de ver), contra estas conductas, cuando según informaciones (El Universal), son “expresiones de un proceso de corrupción no sólo económico sino moral y político en el partido. Espero que haya tocado fondo y se actúe para que el  PAN recupere la confianza ciudadana”. NO ES PARA tanto, en todas partes se cuecen habas, dice el dicho. Tal vez la verdadera degradación sea cuando una institución pública se pervierte para convertirse en coto de privilegiados (la familia revolucionaria de antes, por ejemplo) o de casta socio-cultural dominadora aprovechando la ignorancia de los débiles, caso de círculos culturales o clericales de antaño, o tal vez  un poco de hogaño. O cuando la degradación del lenguaje, a mentadas contra el divergente, nos impide ir al análisis social o político de fondo y nos quedamos en la anécdota. Olvidamos que la memoria olvidadiza, nuestra propia historia, guarda informaciones de conductas sociales que traídas al recuerdo, pueden ayudarnos  para no cometer los errores pasados, trátese de comunidades, poblados, municipios, Estados o del mismo país o civilizaciones. Tal vez no nos llevemos bien con la historia como disciplina y ninguneemos a los estudiosos, en este caso a los historiadores, que si no son partidarios y tal vez  también los haya, nos develan el pasado con sus fallas y aciertos, triunfos y derrotas, para instrumentar lo luminoso en áreas de nuestro mundo presente, que degradado, se nos deshace entre las manos. SI NO, POR qué el Africa Occidental no puede con la peste del Ebola por falta de recursos, la Organización Mundial de la Salud reacciona con cierto retraso, todo si no es porque los países coloniales de la culta Europa, dejaron un desastre en el pobre continente negro y se fueron cuando ya lo habían expoliado. Por qué nuestro  Papa, nuestro buen Papa Francisco, viaja hacia el Oriente, a llevar un mensaje renovado a aquellos pueblos. Por qué se convulsiona el Medio Oriente y surgen aterradores grupos en Irak que arrasan con todo lo que huela a Occidente, cuando muchos no olvidan que la cruzada mentirosa comenzó hace pocos años durante la guerra invasora que buscaba armas de destrucción masiva cuando sus personeros sabían  no existían. Por qué en Sonora 22 mil afectados por la contaminación de un río al volcarse una pipa con ácido sulfúrico, no sólo debido a que sustancias tóxicas se trasladen por carretera (¡ni modo que por barco!), que escasee tal vez el control sobre ellas pero sobre todo, por qué llegamos con nuestra ciencia química, a contaminar al mundo cuando pudo utilizarse tal vez sólo para salvarlo. Por qué la respetable doctora, médica, respetable por su profesión, si es que tiene fundamento la información, armó en Zamora una pieza teatral del autosecuestro con fines revanchistas familiares, cuando debiera procesar su problema en el seno familiar y no perturbar a la de por sí ya perturbada sociedad zamorana con el atraco a la casa de Mamá Rosa. Por qué los periodistas sí lloramos (no sólo el italiano en la Franja de Gaza ni quienes “cubren” informaciones en las montañas de otros países donde niños que huyen de la guerra sufren hambre),  lloramos aun cuando sean sólo lágrimas “espirituales” cuando somos testigos de tanto descontrol y falta de entendimiento entre nosotros mismos, los seres humanos. Y, en fin, me parece una tontería la comunicación social a través de mentadas contra el adversario, cuando pudiera uno analizar las causas socio-políticas de tanto desmadre. Polvos de aquellos lodos y el convertir los partidos de movimientos, en tribus furibundas luchadoras contra sí mismas. (www.miregionmichoacana.wordpress.com. )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: