Ziquítaro. Fiesta patronal 2014. EL CASTILLO

El castillo, 1

EL CASTILLO

Tenía desde luego su atractivo el “torito”, un artefacto elaborado por los mismos artesanos que manufacturaban el castillo. Una como armazón hecha con cañas de carrizo, u otros materiales, en forma, claro, de toro, y entreverada en sus costillas y en su cabeza, con entramado de tubitos en los que se anidaba la pólvora, tal vez los materiales luminiscentes que hacían colorido el artefacto; y los tubitos que detonaban los abundantes buscapiés que se arrastraban por el suelo, o se elevaban sin ton ni son, en busca precisamente de los pies o la curiosa humanidad de los presentes.

El castillo, 32El castillo, 33

Un hueco en la parte baja del torito, facilitaba que un muchacho audaz y travieso, se animara a entrarle al toro, literalmente, ponérselo sobre su cabeza y así, corre y corre, correteaba a los igualmente traviesos muchachos que pretendían escapar de los “buscapiés”, o de los cohetes inofensivos. Bueno, esa era mi experiencia de niño y aún de joven: en otros lugares y tiempos, debió tal vez ser distinto,  de acuerdo a la creatividad de los artesanos fabricantes de castillo y su inmediato precursor el torito, una vez que la autoridad había sonado la trompeta para empezar la corrida de toros, digo del toro, persiguiendo a los alborozados muchachos.

El castillo, 3El castillo, 6

 Y no está usted para saberlo ni yo para contarlo, joven lector de esto, habría de verse, o más bien de oírse, la algarabía del respetable público ante las travesuras del toro y las corretizas de la muchachada para evitar sus inofensivos cohetes y buscapiés. Habría de venir luego la exaltación del sentimiento, no sé cuándo nacido en el curso de las generaciones, de sentirse elevado, sublimado a aún más ser expresado por luces, chasquidos de los fuegos cada vez que los expertos artesanos cambiaban la escena .El castillo, 34

Y, aunado a todo eso, algo que había comenzado desde las corretizas del toro, con aquellos sones purépechas precisamente llamados toritos, y aquí sí, como dice el dicho, la banda de música tradicional toque y toque, fuese de Zirahuén, de Ichán o de cualquier  punto del mapa del pueblo de artistas, el purépecha o el tarasco, como antes se decía.

El castillo, 2El castillo, 4

 Era cosa de vibrar en exultante acorde sostenido, al ritmo de

sus llamativos, exultantes y pegajosos sones  diseñados tanto para sintonizar con la gritería festiva, como para zapatear cuando viniese el caso y elevar la fiesta brava, entonces sólo “ cibernética”, a las alturas del arte y del regocijo por estar en día, más bien noche, de fiesta, y formar parte, íntima  del terruño y su gente, animados por la devoción, o no, del santo patronal o del “santo” laico, en caso de las celebraciones cívicas.

El castillo, 37

 El espacio se prestaba, en el amplio solar tal vez reminiscencia de la familia Cerda (Josefina, Concepción, Juan), nombre homónimo aplicado también a un  potrero cercano al poblado, denominado Potrero de los Cerdas. Tiempos aquellos, cuando se estaban conformando las cosas tal y como ahora las conocemos. Pero como eran conforme a las entendían nuestros antepasados, padres y abuelos, hijos de su tiempo, que determina conductas y aconteceres. El caso es que así, y todo, las fiestas cívicas, o la patronal, algún tiempo suspendida, eran motivo, como ahora, de concentración de los fervores campiranos que requerían, como ahora, sus expansiones.

El castillo, 25El castillo, 35

 Aún así solamente una vez hubo de lamentarse un accidente, cuando un torito se pasó a un salón de la vieja escuela, donde según llegué a saber, se refugiaban algunas personas y fue que  una chispa del torito fue a dar a unos cohetes y resultaron varias personas con quemaduras. Estoy hablando de los cuarenta, o de los cincuenta. Era entonces la plaza improvisada, de una sola pista para dar la vuelta sobre todo muchachos y muchachas, practicando el flirteo regalándose flores recogidas de los huertos familiares. Y el castillo, obviamente cuando lo había, “si no, no”, en una esquina de la plaza.

El castillo, 36

Antes, y entre los juegos, el del famoso palo encebado, a prueba de muchachos audaces que sorteaban la prueba de los resbalones para poder llegarle al premio colocado en la cima del madero. Una sola pista dije, mientras la banda de música, donde se podía, y años después, una generación más, en el kiosko sobrepuesto al que fuera un depósito del agua potable, que llegaba por bombeo desde la ojodeagua central.  Los usos han cambiado, la población también y ahora la serenata es a tres pistas, para darle gusto a todos los gustos.

El castillo, 14El castillo, 11

 El circular por los ambulatorios de la plaza, por el gusto de los mayores, o por el flirteo de los jóvenes que, ya sin compartir ramos de flores, tal vez comparten ramos de relucientes miradas que sintonizan con la antenita de aquellos ojos negros o cafés. La pista otrora para el deporte, el día festivo para sintonizar con el canto y el baile del pueblo; y la pista en un rincón, pero no por eso menos sobresaliente, donde se centran las miradas y la admiración por el arte pirotécnico armado por los artesanos de Jacona, la familia de artistas del fuego de artificio, Gracia y Serafín.

El castillo, 38

Y así, con miradas mediante las cuales se bendice al mundo, palpitar de corazones juveniles que buscan en el amor trascenderse  y la admiración por la inventiva humana en el canto, la música, la danza y la explosión luminosa de coloridos, nuestra generación va tejiendo también su propia historia para sintonizarla con los anhelos de ser mejores, los de aquí, y los de allá, porque al fin y al cabo la vida también danza con los regocijos de una fiesta patronal en un humilde pueblito michoacano. (Silviano Martínez Campos).

El castillo, 21El castillo, 19El castillo, 17El castillo, 8El castillo, 12El castillo, 16El castillo, 25El castillo, 22El castillo, 23El castillo, 29El castillo, 18

Anuncios

Una respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: