MOSAICO, 10-X-013

Peter Higgs (* 1929)

Peter Higgs (* 1929) (Photo credit: Wikipedia)

Peter Higgs (* 1929)

Peter Higgs (* 1929) (Photo credit: Wikipedia)

Martínez Campos, 10/X/013

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 10 de Octubre.-  EL ARTE DE tirar primeras piedras, no ha perdido nada de vigencia, desde hace poco más de dos mil años, cuando Quien tenía autoridad para hacerlo, conminó a los acusadores a que lapidaran a la presunta pecadora, si se sentían tan limpios. Digo esto, porque la verdad es uno más propenso a cargar consigo un morral de piedras, que un costal de bendiciones para quien trata. QUE EN MÉXICO nos volvimos violentos, pues sí, pero con sus asegunes, porque lo que se llama violencia, está bien delimitada y abunda más la bondad y la generosidad entre nosotros (recordemos el brote de profunda generosidad a la hora de los desastres naturales, incluida la gente de la gran capital). No va uno a justificar nada, sobre todo conductas destructivas, pero pues como dicen pensadores, también hay generosidad neurótica y tal vez haya también violencia defensiva. Por eso, después de los “mea culpa”, habrá de ir uno al examen de conciencia y buscar de plano las causas de fondo que nos volvieron tan irregulares como sociedad. Porque la mera verdad, no bastaron las visitas papales para activarnos como una sociedad nueva, civilizada, pacífica, solidaria. Aunque en el fondo, creo que sí, sólo que en ese proceso fuimos contaminados por las resistencias egoístas de quienes piensan o sienten más o menos de esta forma: primero yo, luego yo, y si queda algo, también yo. Y esto incluye también a políticos de todos los colores, por más que la disfracen con sus altruismos nacionalistas. En el ámbito social, desde luego, porque las conductas personales son tan misteriosas, como el “bosón de Dios”, la partícula de Dios, galardonada con un Premio Nobel a sus postuladores, los científicos  Peter Higgs y Francois Engert. EN UN PLAN “vengativo”, podría uno refutar a los de España que le están lanzando una primera piedra a México, con eso de conminar a su gente a que no nos visiten, por ser nosotros violentos. Qué les parecerá su violencia civilizada, cuando para quedar bien con el dios dinero, están sacrificando a millones de trabajadores, derribando prestaciones conseguidas en las luchas obreras durante decenios. O qué les parecerá a los del país vecino, los USA cuando han invitado a sus ciudadanos a  que se cuiden cuando visiten México, o por lo menos algunos lugares, por los riesgos de violencia. Qué les parecerá, a los buenos vecinos, su violencia civilizada, cuando se han opuesto (los poderes, no todos, ni todo el pueblo) a cuanta iniciativa promueve al ser humano como en cuestiones de contaminación, de migración o de salud, y sólo por rendir culto al dios dinero, bien infiltrado en los negocios. DEJO A UN lado esos desvaríos, de desquite, para decir que la sociedad norteamericana es admirable. Año con año nos muestra en su lista de Premios Nobel, la gran pujanza de su investigación en todos los ámbitos del saber humano; y las nuevas herramientas de la comunicación, no son ajenas a sus innovadores, cuyos nombres abundan. La pujanza de su civilización tecnológica, que nos influye a todos, al igual que nos influye también el mundo del negocio, con sus coletazos cuando estornudan (y a nosotros nos da catarro, como se dice). Una civilización, cierto, sujeta a crítica por sus efectos destructivos o por  su inequidad, pero estamos, sobre todo México, para bien o para mal, insertos en ella. DE ESPAÑA, NO digo nada es la Madre Patria. Y nos heredó sus vicios y sus virtudes. En su descargo, salieron de una dictadura y la libraron bien, en su proceso de cambio democrático, sólo que los atrapó el vendaval de la crisis del dinero que se acentuó desde el 2008. Nosotros también salimos de una dictadura, no tan  perfecta, nos ha costado trabajo procesar la transición, pero en esas estamos y ha entrado más la civilidad, a pesar de todo, en nuestros Poderes. Y falta que baje un poco más a los Estados, a los municipios, a las comunidades. En Congreso Federal nos dan lecciones los partidos (tan vilipendiados a veces con razón) al ejercitar la democracia, concertar acuerdos, dirimir diferencias y debilitar un poco, al otrora todopoderoso (por arbitrario) Ejecutivo, que al parecer  se vuelve más humilde ante los otros poderes, que antes sojuzgaba y humillaba. En medio de la convulsión nuestra y del mundo, ay la llevamos. No estamos paralizados y, por lo tanto, también esperamos. Suplico a mi  posible lector, disculpe la siguiente digresión literaria: EN EL PRINCIPIO, quien es la Palabra dio el “fiat”, el hágase,  y vino la gran explosión del Big Bang. De alguna misteriosa manera, surgió el Bosón que articuló a cuanto existe y se puso en marcha el Gran Proyecto, en el que por razones misteriosas, también hay “materia oscura” e invisible. Pero  un día, hará de los simples mortales ángeles, para que junto con los cuatro vivientes, proclamen sin cesar con su canto y con sus obras, el Santo, Santo, Santo. (www.losnuevostiempos.wordpress.com; www.mitierramaravillosa.wordpress.com  ).

Anuncios

MOSAICO, 10-X-013

MOSAICO, 10-X-013.

Carta Pública al Papa Francisco: una Asamblea por la vida en la Tierra

Leonardo Boff

El Papa Francisco atento a los signos de los tiempos, sabe reaccionar ante ellos sea con gestos innovadores, sea con palabras que le brotan del corazón. Una urgencia sentida por muchos cristianos y no cristianos es que tenemos que preocuparnos por el futuro de la vida, pues las bases que la sustentan están siendo destruidas. Se pide al Papa que convoque, junto con otros líderes religiosos, una Asamblea, una especie de Concilio Ecuménico para que las Iglesias y religiones se comprometan, a partir de su reserva de espiritualidad y de valores morales, en la defensa de la promoción de la vida, de la Madre Tierra, de los ecosistemas y especialmente de aquellos más amenazados que son los pobres y los marginados. Pedimos que se sumen más y más personas para que nuestra petición gane peso y fuerza y pueda impresionar al Papa Francisco para que, iluminado por el Espíritu, tome…

Ver la entrada original 598 palabras más

What an Open Mind and a Year Will Do

Gold Can Stay

A year ago at this time I wasn’t aware October was ADHD Awareness Month.

A year ago at this time I didn’t know of the existence of ADDitudeand the boundless resources available there.

A year ago at this time if you had told me my son had ADHD—and there were many who did—I would have told you that any label that aims to define—or worse, limit—my child is not for me—or, more poignantly, him.

My experience with ADHD was severely limited—relegated to that of an observer.  As a high school teacher, most of my students who have had ADHD have been contending with it for a decade or more; and by the time I meet them as 15- to 18-year-olds, they have either grown out of the often accompanying hyperactivity or have such great experience managing it that their symptoms are barely discernible in the classroom.

When I…

Ver la entrada original 409 palabras más