MOSAICO, 30-V-013

Martínez  Campos, 30/V/013

GUIA   

  

   

 

                                               MOSAICO

                                    Silviano Martínez Campos

         LA PIEDAD, 30 de Mayo.-  NO CABE DUDA (y esto no es una expresión “filosófica”, por lo demás infalible,  sino un decir popular) que los medios electrónicos no sólo nos están maleducando, sino reeducando también. Y una de las cosas, en positivo, que me llaman la atención, es que al difundir el  pensamiento nuevo, el saber nuevo y la trama de las relaciones sociales con todo y sus escándalos políticos, clericales o de negocios, no se diga de la tragedia universal de los desastres, nos machacan y remachacan lo débiles y vulnerables que somos. Pero además nos enseñan que nuestra historia personal, comunicaría o universal, es larga, larga en el tiempo pasado. Y POR DONDE quiera pretenda uno agarrar la  punta de la madeja para desenredar el ovillo, se encuentra con que todo se remonta a los viejos tiempos y todo, o en parte, es polvo de aquellos lodos. Caso del Sida,  por ejemplo. Estaba leyendo que, el tal virus, tiene su edad de unos 12 millones de años, pero…   “La enfermedad emergió durante el siglo XX, luego de que el virus del VIH “saltara” desde los chimpancés hacia los seres humanos”, según información científica difundida por la BBC. Ha de ser, y uno creía que sólo era resultado de una noche tormentosa. Lo que sí es triste y lamentable, es que haya tantas víctimas por la enfermedad. Pero los científicos han penetrado ya en los misterios del virus, que al presentarlo en gráficas, se ve enigmático, de un atractivo diseño y hasta colorido. PUES SÍ, ASÍ es la cosa (y esto también es un decir) y cuando camina uno por ciertas banquetas de ciertos barrios de esta ciudad, parece gallina espinada, dando saltitos en los altibajos y terraplenes, o bien resultado del diseño improvisado, o bien resultado de darle la preferencia al señor automóvil para su estacionamiento casero. Y dan ganas de gritarle al señor Hugo: oiga, por qué no arregla de una vez esto, no que la ciudad somos todos. Pero si se recapacita, es un problema viejo que viene de muchas administraciones. De todas maneras, hay banquetas céntricas, muy recientes y modernas, que son de lo mismo y, lo dicho, gana el señor automóvil y el pavimento que más bien parece empedrado. NO SÉ SI las calzadas romanas, las carreteras de aquel imperio, sean de losa o de piedra, nos lo dirán los estudiosos. Pero lo que es el empedrado, debe ser una forma de pavimentación muy vieja. Y dicen que debe conservarse, por ecológico. Aquí en La Piedad me he dado cuenta en mi caminar, que hay bellos empedrados en Ciudad del Sol, algunas calles del viejo Banquetes y por la zona Sur, en viejos barrios. En algunos poblados la “modernidad” ha acabado con ellos. Y de paso, la encementación facilita que los chavos pasen por las “rúas” a toda velocidad en sus caballos modernos. TIENDE UNO, FALTO de visión, denostar a los antepasados, padres y abuelos, porque eran así, o asá, y hasta medio pelioneros (sic). Lo que olvidamos es que fueron hijos de su tiempo, cuando el México postrevolucinario se estaba reeditando y el sistema central requería control y fidelidad total. Por eso dejaba pasar, pasar, conductas caciquiles, a pesar de las arbitrariedades. DEVERAS QUE FRANCISCO está removiendo todo. Todo lo necesario, desde luego. Si se  puede emplear un término laico, es una “revolución”, en la que cada vez cuenta con más apoyadores en el ancho mundo católico. Se hará lo que se pueda. Somos herederos no sólo de nuestra historia bimilenaria, sino algo más en nuestras concepciones del mundo. Yo sí creo en el Espíritu que mueve y dirige la historia, con respeto a la libertad del ser humano ( Signos del Espíritu en nuestro Mundo. Leonardo Boff. http://leonardoboff.wordpress.com/ ) . QUE “MAS DE de 300 personas en La Piedad de distintas instituciones educativas y de salud, así como empresas públicas y privadas que unieron esfuerzos para colaborar en la limpieza de espacios abiertos en varias colonias de la ciudad, recaudando cerca de dos toneladas de basura”. Esto fue durante la campaña nacional “Limpiemos Nuestro México”. Ojalá sea campaña permanente (pretende ser educativa, creo) lo de recoger basura, lo mismo que no tirarla y lo mismo que no producirla. La Piedad, nuestra región, México y el  planeta nos lo demandan y nuestros nietos, tataranietos y más, nos lo agradecerán. NUESTRA SOCIEDAD, EN todas sus dimensiones, se está realmente volviendo combativa (crítica). No tanto a la manera de antes, en el mundo más marcadamente bipolar, sino privilegiando la denuncia contra hechos concretos de los poderes que contaminan al mundo, como grandes transnacionales con su agroquímica u obras de ingeniería de represas o hidráulicas, con intereses, antes que comunitarios, más bien de privilegios personales o de grupo. Y esto en grande y en pequeño. Los enfoques ideológicos de derecha e izquierda, ya no son tan funcionales, parece. (www.lapiedadymiregion.wordpress.com )

 

 

 

MOSAICO, 30-V-013

MOSAICO, 30-V-013.

Festival del Colegio Juana de Asbaje, II

LOS ALREDEDORES

Aspectos del colorido, regocijante festivall del Colegio Juana de Asbaje, en la explanad de la plaza principal de  La Piedad. Los y las jóvenes y sus maestros mostraron un espectáculo de luces y sombras durante una tarde-noche, centrado en los valores de inspiración cristiana de la institución educativa. Las fotos, de Silviano Martínez Campos, corresponden a la etapa inicial del festival, en espera de que cayera la noche para que el público asistente, entre el que abundaban familiares y amistades de los colegiales, pudiera apreciar mejor los cuadros dramáticos del evento, al que fueron invitadas las autoridades municipales, encabezadas por el alcalde Hugo Anaya Avila y su esposa Meli.

????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Ver la entrada original

Festival del Colegio Juana de Asbaje

Festival del Colegio Juana de Asbaje.

Festival del Colegio Juana de Asbaje, II

Festival del Colegio Juana de Asbaje, II.

AMANDA VALERIO

HPIM2196HPIM2197

//www.facebook.com/amanda.valerio.351?fref=pb&hc_location=friends_tab

HPIM2198HPIM2201

NORMA VALERIO

HPIM1161HPIM1166

https://www.facebook.com/norma.valerio.39

HPIM1164HPIM1167

SILVIANO MARTÍNEZ CAMPOS

HPIM1361HPIM1360HPIM1359HPIM1358HPIM1357HPIM1356HPIM1355HPIM1354HPIM1353HPIM1352HPIM1351HPIM1350HPIM1299HPIM1281HPIM1279HPIM1278HPIM1274HPIM1301HPIM1300HPIM1299HPIM1298HPIM1297HPIM1294HPIM1289

https://www.facebook.com/silviano.martinezcampos/allactivity

(lAS FOTOS DE Silviano y la Peque, en los efímeros prados, tomadas por Emmanuel Martínez Campos.

Las fotos de la tortuguita, que llegó sin saber cómo, se paseó por el huerto de Lupita y se fue sin saber cómo y a dónde, son de Silviano)

Signos del Espíritu en nuestro mundo. Leonardo Boff

English: Leonardo Boff Português: Leonardo Boff

English: Leonardo Boff Português: Leonardo Boff (Photo credit: Wikipedia)

Signos del Espíritu en nuestro mundo

29/05/2013

Desde hace bastante tiempo se ha venido desarrollando toda una teología de los “signos de los tiempos”, como una forma de percepción de un plan divino para la historia humana. Este procedimiento es arriesgado porque para conocer los signos hay que conocer primero los tiempos. Y hoy en día estos son complejos cuando no contradictorios. Lo que es signo del Espíritu para algunos, puede ser un anti-signo para otros.

Pero hay algunos hechos que se imponen a la consideración de todos porque son evidentes en sí mismos. Vamos a referiremos a algunos de ellos por la densidad de significado que contienen.

El primero es, sin duda, el proceso de planetización. Este, más que un hecho económico y político innegable, representa un fenómeno histórico-antropológico: la humanidad se descubre como especie que habita en la misma y única casa, el planeta Tierra, con un destino común. Él anticipa lo que ya decía Pierre Teilhard de Chardin en 1933 desde su exilio eclesiástico en China: estamos en la antesala de una nueva fase de la humanidad: la fase de la noosfera, es decir, la convergencia de mentes y corazones constituyendo una única historia junto con la historia de la Tierra. Espíritu, que es siempre de unidad, de reconciliación y de convergencia en la diversidad.

Otra señal relevante está constituida por los Foros Sociales Mundiales que empezaron realizarse a partir del año 2000 en Porto Alegre (RS). Por primera vez en la historia moderna, los pobres del mundo, como contrapartida a las reuniones de los ricos en la ciudad suiza de Davos, lograron acumular tanta fuerza y capacidad de articulación que acabaron reuniéndose, miles y miles, para presentar sus experiencias de resistencia y de liberación, y alimentar un sueño colectivo de que otro mundo es posible y necesario. Ahí se notaron los brotes de un nuevo paradigma de la humanidad, capaz de organizar de manera diferente la producción, el consumo, la conservación de la naturaleza y la inclusión de todos en un proyecto colectivo que garantice un futuro de vida.

La Primavera árabe surge también como un signo del Espíritu en el mundo. Incendió todo el norte de África y se llevó a cabo bajo el signo de búsqueda de la libertad, de respeto de los derechos humanos y de integración de las mujeres, consideradas como iguales, en los procesos sociales. Las dictaduras fueron derribadas, se están probando las democracias, el factor religioso es cada vez más valorado en el montaje de la sociedad, pero dejando de lado aspectos fundamentalistas. Estos hechos históricos deben interpretarse, más allá de su lectura secular y sociopolítica, como manifestación del Espíritu de libertad y de creatividad.

¿Quién podría negar que, en una lectura bíblico-teológica, la crisis de 2008 que afectó principalmente al centro del poder económico y financiero del mundo, allí donde están los grandes consorcios económicos que viven de la especulación a costa de la desestabilización de otros países y la desesperación de sus poblaciones, no es también un signo del Espíritu Santo? Esta es una señal de advertencia de que la perversidad tiene límites y que sobre ellos puede venir un juicio severo de Dios: su colapso total.

En contrapartida al signo negativo anterior está el signo positivo de los movimientos de víctimas que se organizaron en Europa, como el de los «Indignados» en España e Inglaterra y los «Ocupas de Wall Street» en Estados Unidos. Ambos revelan una fuerza de protesta y de búsqueda de nuevas formas de democracia y de organización de la producción, cuya fuente última, en la lectura de la fe, es el Espíritu.

Otro signo del Espíritu ha tomado forma en la conciencia ecológica de un número cada vez mayor de personas en todo el mundo. Los hechos no pueden ser negados: hemos tocado los límites de la Tierra, los ecosistemas se están agotando cada vez más, la energía fósil, motor secreto de todo nuestro proceso industrial, tiene sus días contados, y el calentamiento global, que no para de aumentar, en algunas décadas podría poner en peligro toda la biodiversidad.

Somos los principales responsables de este caos ecológico. Es urgente otro paradigma de civilización que esté en línea con las visiones ya probadas en la humanidad como son el «buen vivir» y «el buen convivir» (sumak kawsay) de los pueblos andinos, el «índice de felicidad bruta» de Bután, el ecosocialismo, la economía biocentrada y solidaria, una economía verde bien entendida o proyectos cuya centralidad se pone en la vida, la humanidad y la Tierra viva.

Por último, un gran signo del Espíritu en el mundo es el surgimiento del movimiento feminista y del ecofeminismo. Las mujeres no sólo han denunciado la secular dominación de los hombres sobre las mujeres (cuestión de género), sino especialmente toda la cultura patriarcal. La irrupción de las mujeres en todos los ámbitos de la actividad humana, en el mundo del trabajo, en los centros de saber, en el campo de la política y de las artes, pero especialmente su vigorosa reflexión desde la condición femenina sobre toda la realidad, deben ser vistos como una manifestación de gran alcance del Espíritu en la historia.

La vida en el planeta está amenazada. La mujer es connatural a la vida, pues la genera y la cuida durante todo el tiempo. El siglo XXI, creo yo, será el siglo de las mujeres, quienes, junto con los hombres, van a asumir cada vez más responsabilidades colectivas. Gracias a ellas, los valores que más las distinguen como el cuidado, la cooperación, la solidaridad, la compasión y el amor incondicional serán la base de la nueva civilización planetaria.

Leonardo Boff escribió con Rose-Marie Muraro Femenino-Masculino: nuevo paradigma para una nueva relación. Trotta,Madrid 2001.

Signos del Espíritu en nuestro mundo. Leonardo Boff

Signos del Espíritu en nuestro mundo. Leonardo Boff.