MOSAICO, 25-IV-013

English: A "Golden False Acacia" in ...

English: A “Golden False Acacia” in the Swiss Garden at Old Warden. (Photo credit: Wikipedia)

English: Ban Ki-moon 日本語: 潘基文

English: Ban Ki-moon 日本語: 潘基文 (Photo credit: Wikipedia)

English: Robinia pseudoacacia, Fabaceae, Black...

English: Robinia pseudoacacia, Fabaceae, Black Locust, False Acacia, habitus. Stadtgarten Karlsruhe, Germany. Deutsch: Robinia pseudoacacia, Fabaceae, Robinie, Falsche Akazie, Scheinakazie, Silberregen, Habitus. Stadtgarten Karlsruhe, Deutschland. (Photo credit: Wikipedia)

English: Robinia pseudoacacia, Fabaceae, Black...

English: Robinia pseudoacacia, Fabaceae, Black Locust, False Acacia, flower. Karlsruhe, Germany. Deutsch: Robinia pseudoacacia, Fabaceae, Robinie, Falsche Akazie, Scheinakazie, Silberregen, Blüte. Karlsruhe, Deutschland. (Photo credit: Wikipedia)

Martínez Campos, 25/IV/013

GUIA

                                               MOSAICO

                                    Silviano Martínez Campos

         LA PIEDAD, 25 de Abril.- TIENE SU ATRACTIVO ver demoliciones, sea en la ficción, sea en la vida real. Cuando en la gran ciudad o en la media pasa uno frente a una edificación que es derrumbada, observa que por lo común los deconstructores (constructores después), comienzan por el techo, hacia los cimientos. Aun cuando según vemos en los medios, hay también demoliciones súbitas, que acaban con todo, pero estas están a cargo de expertos ingenieros. Hay otras, las llamadas naturales como terremotos, maremotos, y otras menos espectaculares pero reales como inundaciones y sequías, que están a cargo de la naturaleza, como se decía antes, o de la Madre Tierra, como se dice ahora. Y hay en ellas suma inteligencia en busca del equilibrio, según los “ingenieros”  (científicos) que analizan, estudian y divulgan dichas teorías referidas a la Gaia. PARECE QUE AHORA, con tanto desastre, no sentimos lo duro sino lo tupido: desastres por todos lados provocados por la mano del ser humano, lo que es más lamentable y triste. Parece pues, que es cierto hay un sufrimiento más general, compartido por quienes ven las cosas con pre-ocupación y sentido crítico .  Recuerdo hará ya algunas décadas, durante un curso introductorio bíblico, un maestro tocaba temas de esta índole y yo, muy sabiondo, le dije de buenas a primeras: esto es o parece un juicio universal. El repuso: toda historia universal, es un juicio universal. Y también me atreví a decir que nosotros, los de ahora, estamos juzgando a la Edad Media (europea); un clérigo participante agregó por su parte: nosotros los de ahora también seremos juzgados por los que vienen. El mismo maestro nos aseguró que el Apocalipsis cristiano, el de Juan, no es para meter miedo, sino ni más ni menos es una revelación del amor de Dios en Jesucristo. LA PALABRITA JUICIO siempre nos traslada al borde del misterio y referida a los niveles amplios, nos hace temer que sea el acabose, el fin, el hasta aquí llegamos. Pero crisis, nos dicen los estudiosos, en un sentido positivo sería el momento oportuno, para buscar alternativas a lo viejo, sin renunciar a lo valioso recibido. Un mundo nuevo, pues. Estas cosas de ninguna manera son novísimas, lo novísimo está en sus manifestaciones, ahora globales, terráqueas. Me gusta citar al Club de Roma, en su informe de 1991 (La Primera Revolución Mundial, FCE): “Las ondas expansivas producidas por los drásticos cambios de la gran transición no están respetando ninguna región ni ninguna sociedad. El cataclismo ha quebrado un sistema de relaciones y sistemas de creencias heredados, sin ofrecer ninguna guía para el futuro”. Y en esas estamos, aunque a decir verdad, sí hay salidas, pero esas tienen menos difusión que las tragedias. Con motivo del Día Internacional de la Madre Tierra, el secretario general de la ONU, Ban-ki-moon llamó a reafirmar la responsabilidad colectiva de promover la armonía con la naturaleza en un momento en que nuestro planeta se encuentra amenazado por el cambio climático y por la explotación insostenible de los recursos naturales. Y cuando se crean amenazas al planeta, no sólo se pone en peligro el único hogar de la humanidad sino incluso nuestra futura supervivencia. Destacó que cada vez hay más gobiernos que oyen la voz de un movimiento global creciente que clama por el desarrollo sostenible y mencionó por ejemplo que “Bolivia ha adoptado un marco legal que protege específicamente la Madre Tierra. La constitución de Ecuador reconoce los derechos de la naturaleza. Muchos otros países y comunidades en el mundo están trasladado sus respetos por el medio ambiente en medidas para protegerlo”, Y recordó que cuando se crean amenazas al planeta, no sólo se pone en peligro el único hogar de la humanidad sino incluso nuestra futura supervivencia. A TRAVÉS DE su directora, Matilde Pérez Bravo, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en La Piedad aseguró que por su parte, atiende permanentemente a personas indigentes “en situación de calle”. Aseguró que “En lo que va de este año se ha podido trabajar en beneficio de ocho personas, en su mayoría son adultos mayores que por su edad avanzada presentan síntomas de deshidratación con un adelantado deterioro físico”. Y aseguró que la institución cuenta con un albergue destinado y en casos, las envía al asilo de ancianos. Asegura que en este y otros casos, trabaja en coordinación con el organismo católico “Caritas” (Caridad). ANTE NUESTRA DEBACLE universal, generada en parte por los potentados del dinero,  hay vientos que por suaves, o por huracanados, no sabe uno de dónde vienen, ni a donde van. Siempre hay lugar para la Esperanza. Y mientras tanto, no está por demás reforzar esos ejemplos seráficos de quienes se ocupan, en el aquí, y en el ahora,  y por “toda la redondez de la Tierra”, del sufriente de carne y  hueso, muy ajeno a los esquemas estadísticos que lo clasifican para tratar de comprenderlo. (www.miregionmichoacana.wordpress.com/  )

 

English: Robinia pseudoacacia, Fabaceae, Black...

English: Robinia pseudoacacia, Fabaceae, Black Locust, False Acacia, inflorescence. Karlsruhe, Germany. Deutsch: Robinia pseudoacacia, Fabaceae, Robinie, Falsche Akazie, Scheinakazie, Silberregen, Infloreszenz. Karlsruhe, Deutschland. (Photo credit: Wikipedia)

MOSAICO, 25-IV-013

MOSAICO, 25-IV-013.

Francisco de Roma y la ecología de san Francisco de Asís. Leonardo Boff

English: Leonardo Boff Português: Leonardo Boff

English: Leonardo Boff Português: Leonardo Boff (Photo credit: Wikipedia)

Cabecera de la iglesia de San Francisco de Así...

Cabecera de la iglesia de San Francisco de Asís, Bilbao (Photo credit: Wikipedia)

English: drawing of psyche's configuration acc...

English: drawing of psyche’s configuration according to C.G. Jung Français : schéma de la Psyché selon C.G. Jung (Photo credit: Wikipedia)

Francisco de Roma y la ecología de san Francisco de Asís

2013-04-26


Que un Papa lleve el nombre de Francisco no puede ser en vano. Además

de ser una referencia a otro modo de ser Iglesia, más cercana a la gruta

de Belén que a los palacios de Jerusalén, Francisco de Asís plantea un

asunto de extrema urgencia hoy en día: la cuestión de la protección de

la vitalidad del planeta Tierra y la garantía del futuro de nuestra

civilización. Para este propósito la ecología exterior sola es

insuficiente. Tenemos que amalgamarla con la ecología interior. Eso fue

lo que hizo de forma paradigmática san Francisco de Asís.

Ecología exterior es esa sintonía con los ritmos de la naturaleza y con

el proceso cósmico que se realiza en la dialéctica de

orden-desorden-interacción-nuevo orden. Esta ecología asegura la

perpetuidad del proceso evolutivo que incluye la tierra y la

biodiversidad. Pero a nivel humano sólo se produce si hay una

contrapartida de nuestro lado, que se deriva de nuestra ecología

interior. Por ella, el universo y sus seres están dentro de nosotros en

forma de símbolos que hablan de arquetipos que nos guían y de imágenes

que habitan nuestra interioridad: materiales con los que continuamente

debemos dialogar e integrar. Si hay violencia en la ecología exterior es

señal de que existe turbulencia en nuestra ecología interior y

viceversa. No sabemos armonizar las ecologías descritas por F. Guattari y

por mí: la ambiental, la social, la mental y la integral.

En su Cántico al Hermano Sol san Francisco revela la convivencia de

estas dos ecologías. Su extraordinario logro espiritual fue reconciliar

el mundo con Dios, el cielo con la Tierra y la vida con la muerte. Para

entender toda esta experiencia espiritual es necesario leer el texto más

allá de su letra y bajar al nivel simbólico donde los elementos

cantados vienen impregnados de emoción y de significado. El contexto

existencial es significativo: Francisco está muy enfermo y casi ciego,

cuidado por santa Clara en la capilla de San Damián donde ella vivía con

sus hermanas. De repente, en plena noche, tiene una especie de

exaltación del espíritu, como si estuviese ya en el Reino de los cielos.

Radiante de alegría, se levanta, compone un himno a todas las

criaturas, y lo canta con sus cofrades. Celebra los grandes esponsales

del “señor hermano Sol” y la “señora hermana Tierra”. De estos

esponsales nacen todos los seres, dispuestos en pares, masculino y

femenino, que según C.G. Jung constituyen el arquetipo más universal de

la totalidad psíquica: sol-luna, viento-agua, fuego-tierra, totalidad

alcanzada en su andadura espiritual.

El himno contiene dos estrofas más, añadidas por el Poverello. En ellas

ya no se canta al cosmos material, sino al cosmos humano que también

busca reconciliación: entre el obispo y el alcalde de Asís. Finalmente

se reconcilia con la hermana muerte, el complejo más difícil de ser

integrado por el aparato psíquico humano. El ser humano se reconcilia

con otro ser humano. La vida abraza a la muerte como hermana, portadora

de la eternidad.

La ecología interior integrada con la ecología exterior alcanza en

Francisco un intérprete privilegiado. Él es como una finísima cuerda del

universo en la cual la más sutil nota musical resuena y se hace oír.

Nuestra cultura es deudora del padre de san Francisco, Pedro Bernardone,

rico comerciante en telas, en busca de riqueza y esplendor. Confiesa el

gran historiador inglés Arnold Toynbee: «Francisco, el mayor de los

hombres de Occidente, debe ser imitado por todos nosotros, pues su

actitud es la única que puede salvar a la Tierra» (Diario ABC, Madrid,

19/12/1972,10).

¿Cuál es nuestro desiderátum? Que Francisco de Roma bajo la inspiración

de Francisco de Asís se convierta, por su humildad, pobreza y

jovialidad, en un amante de la Madre Tierra y en un defensor de todo

tipo de vida, especialmente de la vida más amenazada, que es la de los

pobres. Y que suscite esa conciencia en la humanidad. En él están

presentes todos los carismas que lo pueden hacer un faro de referencia

ecológica y humanitaria para todo el mundo.

Leonardo Boff


Francisco de Roma y la ecología de san Francisco de Asís. Leonardo Boff

Francisco de Roma y la ecología de san Francisco de Asís. Leonardo Boff.